El “sí, quiero” de Jorge y Alicia

La pareja contrae matrimonio por la iglesia para dar una alegría a Pedro. Del lunes 11 al viernes 15 de enero. Nova. 18.00 h.

Esperanza propone hacer un calendario con imágenes de todas las monjas para celebrar el aniversario del convento y Eva les recomienda un fotógrafo amigo suyo llamado Nacho Medina. Horas más tarde cuando reciben el resultado, las hermanas se indignan al ver que las fotos están retocadas y aparecen vestidas de forma muy sensual. “¡Nos engañó!”, grita la joven novicia tras acudir al estudio a reclamar y no encontrar a Medina.

No es el único sobresalto que se produce en Santa Rosa ya que en el apartamento de Máximo aparece un niño con una carta para el padre Tomás: “Soy Estela, tuvimos una aventura. Es hora de que cuides de Facundo, tu hijo”. La noticia se difunde rápidamente y el obispo se ve obligado a relevarlo de sus funciones hasta que se aclare todo.

Esperanza defiende a su amado ante los periodistas y luego averigua gracias a Juana que fue Máximo el que tuvo un idilio con Estela y lo presiona para que diga la verdad. “Tampoco es tu hijo. Solo quería dinero”, admite la joven cuando el menor de los Ortiz pide las pruebas de ADN.

La madre superiora anuncia que la hermana Celeste va a pasar una temporada con ellas y encarga a Esperanza y Tomás que la vayan a buscar al convento La Asunción. La novicia oculta que no tiene permiso de conducir y en mitad del trayecto un guardia la detiene y acaba en prisión.

Alicia y Jorge deciden casarse por la iglesia para dar una alegría a Pedro, que está recuperándose de la paliza que le dieron en una discoteca por defender a Lola. Por casualidad, la mujer se entera de que su esposo mantuvo una relación con sor Clara y quiere anular la celebración, pero esta la persuade: “Eso forma parte del pasado. Además cuando estuvimos juntos, él no te conocía todavía”. Finalmente, la pareja se da el “sí, quiero” rodeada por sus familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Esperanza mía