Su primera vez

Tomás y Esperanza se entregan a la pasión y el sacerdote promete 
que va a renunciar a los hábitos para luchar por su amor. Del 4 al 8 de abril. Nova. 18.15 h

Clara lleva a Esperanza al hospital y aunque la estabilizan, no recuerda nada de la conversación que mantuvo antes de desmayarse. “Sufre anemia aguda y es posible que necesite un trasplante”, informa el médico. Desesperada, la monja busca a Jorge ya que ella no puede ser donante porque tuvo hepatitis y le revela que Esperanza es su hija. Sin embargo, es Tomás finalmente quien dona plaquetas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

De regreso al convento, la novicia es recibida con alegría por sus compañeras y Correa obliga a Clara a decir la verdad. “Solo puedo pedirte perdón. Acabo de enterarme de que soy tu papá”, afirma ante una llorosa Esperanza que se queda sin palabras y solo puede darle un emotivo abrazo.

Nicolás sigue decidido a vengarse de Tomás por la muerte de sus padres y se acerca a Esperanza. En su plan encuentra un aliado inesperado, el arzobispo: “Tú y yo tenemos el mismo interés” .

Ajeno a esto, el sacerdote acude al barrio y allí es golpeado por Lautaro, que va encapuchado. Tomás pierde la memoria y pide a Esperanza irse de viaje juntos hasta que se aclaren las cosas en su cabeza. Jorge les presta su casa de campo y la pareja es incapaz de frenar la pasión durante una romántica velada. “Te amo y no pienso renunciar a ti”, dice él.

Lee el resumen completo en la revista Telenovela, todos los lunes en tu quiosco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Esperanza mía