La verdad sale a la luz

Lautaro confiesa 
a Tomás y a Máximo 
que Nicolás lo obligó 
a contaminar las aguas de La Merced. Del 25 al 26 de abril. Nova. 19.00 h

Tras obligar a Lautaro a golpearlo, Nicolás se presenta en comisaría y acusa a Tomás, que tiene que pasar la noche en prisión. Desesperada, Esperanza busca a su ex y le reclama que intente separarlos. “Puedo retirar la denuncia a cambio de que nos veamos una vez por semana”, dice él. Ella acepta y su amado queda libre horas después.

Para cumplir con su trato, Albarracín acude a un bar sin saber que Nicolás tiene preparado su secuestro. Por suerte, Ibarra informa a Tomás y Jorge sobre los negocios que hicieron los Ortiz con la familia Aguilera: “No salieron bien y su padre se suicidó”. De inmediato, Correa monta un operativo policial en la zona y Lautaro debe abortar el plan.

Máximo y Gato pierden todas sus ganancias jugando al póquer y para recuperarlas, se les ocurre organizar un evento exclusivo de Los Solaris junto a Esperanza, donde los fans además de escucharlos podrán conocerlos y hablar con ellos. La exnovicia, Lola,

Mientras, Tomás sigue investigando el caso de La Merced y al revisar junto a su hermano la lista de los empleados de Zitor durante los últimos cinco años encuentran a Lautaro Aguilera.

Sin embargo, antes de viajar está decidido a aclarar que esconden los Aguilera y se presenta junto a Jorge en casa de Lautaro, que acaba de huir tras dejar una nota a su hermano. Ambos logran alcanzarlo y lo llevan a la fuerza al convento. “Nicolás me obligó a contaminar el arroyo de La Merced porque quería hundir Zitor”, confiesa ante la presión. Esperanza pasa por allí y pierde los nervios al escucharlo.

Lee el resumen completo en la revista Telenovela, cada lunes en tu quiosco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Esperanza mía