El chantaje

Serdar exige a Can la cinta que muestra el asesinato y el robo en el casino para  extorsionar a Cengiz. Nova. Del 1 al 5 de octubre. 20h

Después de convertirse en socios, Cengiz, Eysan y Ezel están más cerca que nunca. Este último aprovecha la amistad que va surgiendo entre él y la joven y la invita a cenar. La mujer se prepara para pasar una agradable velada, pero al llegar al restaurante descubre que su marido tiene una amante. “Solo te pido que me saques, no quiero ver esto, vámonos ya. Jamás pensé que sería capaz de hacerme una cosa tan terrible”, comenta visiblemente llorosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por otro lado, Alí y el joven Uçar van a ver al director de la cárcel en la que estuvo Ömer y averiguan que Ramiz fue el hombre que ayudó al prisionero durante sus años de cautiverio. Para evitar que hable más de la cuenta, Tatay está a punto de asesinarlo, pero sus matones consiguen pararlo.

Lejos de allí, Bahar recae de su enfermedad y Bayraktar se comunica con el médico para conocer la gravedad de la joven. “Está muy mal, deberá recibir nuevas sesiones de quimioterapia y también radioterapia si quiere salvar su vida. Las anteriores no funcionaron y su situación es bastante delicada”, asegura el doctor.

Ajeno a todo, Can entra en uno de los dormitorios de su casa y ve la cinta que prueba que quien asesinó al guardia de seguridad del casino fue Alí y no Ömer. Después, se lo cuenta a su abuelo, que comienza a manipular al pequeño: “Ese vídeo es la causa de las constantes discusiones de tus padres. Si quieres que dejen de pelearse, debes entregármela. Yo la destruiré muy pronto, te lo prometo”.

El niño cree en sus palabras y hace lo que Serda le pide. Sin embargo, no sospecha que las intenciones de este son utilizar la película en su propio beneficio. Después de descubrir na carta de su hermano en la que le pedía que se olvidara de él, Mert decide publicar el artículo sobre Ömer. Sintiéndose orgulloso se lo enseña su madre, aunque, esta no tiene la misma opinión al respecto y le reprocha su conducta: “No entiendo que arruines de esta manera la reputación de una persona que te quiso tanto; me avergüenzo de ti. Marchaté a tu cuarto, no quiero que estés cerca de mí ahora, por favor”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ezel