Felicidad plena, en ‘Ezel’

Después de la muerte de Tefo, Ali vuelve a sonreír al coger en brazos a su hijo por primera vez.

Ezel
Ay Yapim

Ali está a punto de ser víctima de una trampa de Temmuz. Cuando unos hombres se disponen a dispararle, recibe una llamada que le comunica que Azad se ha puesto de parto en el apartamento en el que vivía Tevfik. Al llegar, Pinzas encuentra a varios médicos rodeando a su esposa y empieza a temer por su vida y la de su bebé. Sin embargo, al acercarse a ambos, escucha por primera vez el llanto del recién nacido. La joven sonríe a su esposo con el pequeño en brazos. “Se llamará Tefo, en honor a nuestro querido amigo. El siempre nos cuidará allá dónde esté”, asegura. Kirgiz la mira emocionado y, después de tanto sufrimiento, disfruta de un gran momento de felicidad junto a sus seres más queridos: “Jamás pensé que el destino me recompensaría de esta manera. Creo que algo bastante bueno tuve que hacer para recibir una bendición así”.

Horas más tarde, Bade y Ezel, cuya relación va a peor, acuden al hospital donde se encuentra la madre primeriza para felicitar a sus amigos. En ese momento, llega un compañero de la universitaria y Bayraktar, que empieza a ponerse celoso, intenta que la muchacha no se vaya con él. Sin embargo, ella hace caso omiso a sus palabras: “Es un amigo que me hizo el favor de venir a buscarme”.

Sebnem decide regresar al trabajo y ayudar a Uçar

Ajenos a todo, Kenan y Cengiz hablan acerca de Eysan. El segundo reconoce que se equivocó con su mujer y nunca debió darle una segunda oportunidad: “Ella jamás fue para mí y quizá debí comprenderlo mucho antes, pero mi amor me cegó”. Después, comenta a Birkan que le dejará el camino libre para que puedan casarse, pero le advierte que si el propósito de la mujer es destruirlo, lo conseguirá: “A cualquier hombre que conquista, acaba consumiéndolo. Primero fue Ömer y tú eres su siguiente víctima”.

Por otro lado, Sebnem, que sigue destrozada por la muerte de su amado, decide volver a su trabajo y ayudar a Uçar para vengarse de aquellas personas que lo asesinaron cruelmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Ezel