“Ceylaán no es tu hija”; ‘Fugitiva’

Esma le cuenta a Nefes que no es la madre biológica de la pequeña. Nova. Del 22 al 25 de junio. 21.45h

fugitiva

QUÉ HA PASADO

• Tahir está a punto de morir por un disparo de Mustafá.

• El pérfido Vedat golpea a los Kaleli secuestrando a Asiye.

• Nefes está decidida a tomar la justicia por su mano.

• Nazar no se siente feliz.


Después de su secuestro y de estar a punto de fallecer, Asiye regresa a su casa. Con la excusa de su embarazado se pasa casi todo el día tumbada, lo que enfada a su suegra. “Que vayas a tener un bebé no quiere decir que estés enferma, así que levántate y ayúdame con la limpieza”, le recrimina Saniye. Nuevamente, las discusiones entre ambas mujeres se hacen constantes.

Horas más tarde, Nefes vuelve a su hogar y se encuentra con Esma, que está esperándola. La abogada le trae una noticia muy importante: “Tú no eres la madre de Ceyláan. Tu esposo obligó a Necip a adoptarla y hacerla pasar por tu hija biológica. Supongo que pretendía usarla para retenerte a su lado en el caso de que pensaras separarte o huir de él”. La mujer se queda destrozada con la confirmación de sus sospechas: “Siempre creí que la niña no llevaba mi sangre”. Quien también rompe a llorar es Berrak, que ha escuchado toda la conversación. Descubrir que la pequeña no es su hermana le parte el corazón y en un acto de furia se presenta en casa del malvado Sayar para pedirle explicaciones por su mentira, pero nadie le abre la puerta.

Tahir tiene pensado entregarse a la policía

Por otro lado, Mustafá, todavía enajenado por haber estado a punto de perder a su esposa, secuestra a Vedat como venganza y lo lleva a la montaña. Allí le hace cavar un agujero. “Esta será tu tumba, desgraciado”, asegura el hombre. En ese instante se acerca a él y le apunta con un arma. Está a un segundo de disparar cuando aparece Tahir, que ha decidido seguirlos para evitar una desgracia. Sin embargo, es él quien pierde el control cuando el pérfido empresario empieza a provocarle: “Te habrás quedado con mi mujer, pero Yigit jamás te llamará padre. Nunca seréis una verdadera familia”.

Tras darle una paliza por sus palabras, el muchacho lo mete dentro del hoyo y lo entierra vivo. Después, acompañado de su hermano, vuelve a la oficina y le explica que piensa entregarse a la policía: “Tendrás que cuidar de todos por mí”. La conversación se ve interrumpida por Friket, que quiere establecer relaciones con los Kaleli para averiguar sus puntos débiles y destruirlos. Así pues, se hace pasar por un constructor interesado en comprar arena y empieza a ganarse la confianza del clan.

Türkan no sabe dónde se encuentra Nazar

Lejos de allí, Türkan se halla muy angustiada por Nazar. No sabe nada de la joven desde que su marido la obligó a irse con él a su mansión. Ni siquiera ha llamado para interesarse por el estado de Mercan y eso no es buena señal. Decidida a descubrir qué ha pasado con su hija, va a la vivienda en la que reside y exige verla. No obstante, los guardias de seguridad le dicen que no se encuentra. La señora se marcha sin sospechar que, por órdenes de Sayar, la chica está siendo retenida en el interior del domicilio. El hombre la tiene atada y amordazada en una de las estancias, donde llora desconsoladamente.

Quien también está asustado por no conocer el paradero de la enfermera es Murat. “Noto que le ha ocurrido algo realmente malo, que en este momento está sufriendo y yo no puedo hacer nada para evitarlo. Parezco un verdadero inútil”, le confiesa a su mellizo Fatih, que intenta tranquilizarlo. “Quizá sean tan solo imaginaciones tuyas, no te preocupes”, le dice

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Fugitiva