Irán Castillo graba ‘El bienamado’: “Es más fácil hacer llorar que reír”

La actriz mexicana siempre busca personajes con los que sorprender al público y está feliz de volver a las novelas mostrando su lado más cómico, aunque el proceso de caracterización sea “pesado”.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A sus 40 años, Irán Castillo saborea las mieles del éxito tanto en lo profesional como en lo personal ya que gracias al cariño de su familia y su pareja, el también actor David Medel, ha logrado sobreponerse a los amargos momentos que vivió tras su secuestro. Hablamos con ella durante un descanso de las grabaciones de El bienamado, ficción con la que regresa a las novelas.

¿Cómo te sientes?

Muy contenta. Creo que como actriz hay que hacer de todo y ya echaba en falta el género. Mis últimos trabajos fueron Los secretos de Lucía con Venevisión en 2013 y con Televisa fue Mundo de fieras, así que El bienamado es como si fuera mi primera telenovela.

¿Cuál es tu personaje?

Se llama Santina Samperio, es la hermana menor de Justina [Chantal Andere] y Dulcina [Nora Salinas]. Las tres apoyan a un político corrupto, que interpreta Chucho Ochoa, y están enamoradas de él.

¿Es algo muy distinto a lo que has hecho últimamente?

Estoy satisfecha porque me han ido tocado proyectos diferentes y me siento versátil pasando de una cosa a otra. Con este personaje me divierto muchísimo y me encanta el trío que formamos Chantal, Nora y yo.

¿Ya os conocíais?

Sí, desde hace años somos buenas amigas. En el casting me dieron mucho cariño, somos un buen equipo y muy creativo; incluso a veces improvisamos en las escenas y aportamos ideas para los personajes de las otras. También nos damos consejos.

¿Cómo es la relación con el resto de los compañeros?

Desde el principio tuvimos que grabar escenas en Loreto, Baja California Sur, y cuando estás de viaje te ayudas más, convives y te diviertes. Cuando regresamos a Ciudad de México, todos nos llevábamos súper bien.

Luces una imagen peculiar…

Para mí es importante hacer papeles donde me vea diferente a como soy yo, al final de eso se trata la actuación y me encanta. El proceso de caracterización sí es un poco pesado, alrededor de una hora, porque me tienen que tapar los tatuajes, colocarme la  peluca, maquillarme y ponerme esos vestidos tan anticuados.

¿Es difícil hacer reír al público?

La verdad es que sí. Creo que es más fácil hacer llorar que reír y más ahorita con la situación por la que estamos pasando. Por eso,  me siento feliz de participar en un proyecto como este porque México necesita cosas positivas y es maravilloso que la gente llegue a su casa y se ría.

¿Qué opinas de los nuevos formatos que está haciendo Televisa?

Esta novela también va a ser corta y creo que es preferible a alargar la historia innecesariamente. El público ya no ve algo tan extenso, ahora está acostumbrado a ver series que son rápidas.

¿Y de la apertura entre cadenas?

Me da mucho gusto que ya no existan barreras ni celos. A los actores nos permite aspirar a más oportunidades. Por ejemplo, yo pude participar en dos series a la vez, Por siempre Joan Sebastian y Hasta que te conocí.

¿Retomarás tu carrera musical?

Sigo cantando y componiendo con mi guitarra o mi ukelele. Cuando termine la novela tengo el proyecto de lanzar canciones por mi canal de Youtube.

Se ha rumoreado que vas a participar en 90’s Pop Tour…

Me llamaron, y sí me interesa ser parte de esta gira con artistas destacados de esa década como  OV7, Aleks Syntek, Érik Rubín, Litzy o Fey. Sin embargo, hasta que no concluya El bienamado, va a ser imposible porque las grabaciones son extenuantes.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Estar con mi hija. Ella es lo más importante en mi vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela