Carmen Villalobos de ‘Sin senos sí hay paraíso’: “La confianza es básica en una relación a distancia”

La actriz colombiana, que graba en su país natal, y Sebastián Caicedo, que participa en México en ‘Las Malcriadas’, celebran nueve años de sólido amor y descartan por el momento pasar por el altar.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Siempre he sabido lo que deseo y qué camino tomar. Nada de lo que he hecho en la vida ha sido por casualidad, sino para conseguir metas. Cuando las alcanzo, me pongo otras”, confiesa Carmen Villalobos. Y no le ha ido nada mal. A sus 34 años es uno de los rostros más bellos de la televisión, acumula casi trece millones de seguidores en las redes sociales y triunfa con su regreso a Sin senos sí hay paraíso, continuación de Sin senos no hay paraíso, telenovela que la lanzó a la fama hace nueve años.

Tu personaje vive grandes reencuentros. ¿Cuál ha sido tu favorito?

¡Ay, Dios mío! Hay muchos y realmente con cada uno ha sido diferente. Con la Diabla [Majida Issa] me muero de rabia y la quiero ahorcar (risas), con Hilda [Catherine Siachoque] y Albeiro [Fabián Ríos] es emotivo y con el Titi [Gregorio Pernía] más nostálgico.

¿Tu vuelta a la telenovela fue a petición del público?

Sí, estoy muy agradecida. Que la gente haya pedido que reviviera Catalina después de nueve años fue emocionante, pero también me dio un poquito de miedo no dar la talla como entonces.

Eres muy activa en redes.

Me encanta poder estar en contacto con esa gente que día tras día ve mis proyectos y me apoya incondicionalmente, sea la buena o la mala en la historia. Trato de mostrarles todo mi amor, cariño, respeto y admiración.

¿Conservas algún regalo en especial que te hayan hecho?

Sí, tengo una caricatura enorme que me obsequiaron cuando salió Sin senos no hay paraíso.

¿Eres supersticiosa?

Creo mucho en la suerte. De hecho, desde hace un año llevo un amuleto de oro que me regaló una persona de México con una gran energía. Dependiendo de la ropa lo tengo que acomodar y hoy, por ejemplo, lo metí en el top del bikini; otros días en las medias o en el vestido.

Volviendo a la telenovela. ¿Catalina será por fin feliz?

Sí, ya le toca. Desde que conoció a Santiago [Roberto Manrique] le robó el corazón. Es una persona muy tierna que la hace sonreír todo el tiempo y va a ser muy importante en su vida.

Grabasteis escenas muy apasionadas en las playas de Miami.

Lo pasamos muy bien y tuvimos que repetir una y otra vez hasta que el equipo dio el visto bueno. Son gajes del oficio.

Los besos se veían muy reales…

(Risas) Obvio que es la boca de otro actor con la mía, pero todo es parte de este maravilloso mundo de la televisión donde hay mucha magia y la gente sabe que son de “mentirita”.

¿No hay sentimientos?

¡Por supuesto que no! Es trabajo y solo hay contacto físico. El día del rodaje en la playa tuvimos una escena de cama al final y, aunque es más delicado, el equipo está pendiente de que todo sea perfecto y que una se vea bien. Es piel con piel, estás encima de la otra persona y siempre lo hacemos con profesionalidad.

¿Sebastián no se pone celoso al verte en estas situaciones?

Para nada. Somos súper relajados, ninguno de los dos lo es. Para llevar ocho años de relación hay que estar muy seguro y comprometido con tu pareja.

¿Ese es el secreto de vuestra duradera historia de amor?

Tienes que creer ciegamente en tu pareja, la confianza es básica para mantener una relación a distancia. Ahora que estamos separados por trabajo, echo mucho de menos a mi “babycito”, como yo le digo, y las nuevas tecnologías como Facetime o Whatsapp nos ayudan.

¿Qué te gusta de él?

Su sentido del humor, es muy rara la vez que lo ves mal o deprimido. Para una mujer, que tiene cambios hormonales y de humor, es importante. De hecho, él siempre dice que me conquistó haciéndome reír.

¿Planeáis pasar por el altar?

Nunca ha sido un afán el tema de la boda, es seguro que va a haber pero todavía no sabemos cuándo. Sebastián siempre dice que será en diciembre, pero no de qué año (risas).

Disfrutando del rodaje

En las paradisíacas playas 
de Miami Beach junto a su compañero Roberto Manrique mientras rodaban unas escenas de Sin senos sí hay paraíso. Ambos lucieron cuerpazo, derrocharon complicidad 
y se divirtieron como niños.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela