La inocencia de una niña en 'Hercai'

Nasud descubre que su hijo y su nuera planean fugarse cuando Gül le cuenta en secreto las vacaciones sorpresa que le han preparado sus padres. Nova. Del 20 al 24 de enero. 22.00h

image

Miran salva a Reyyan de las garras de Nasud y se la lleva. Yaren, por su parte, lamenta que su plan haya fracasado y urde otro para librarse de su prima. "Si la amas, debes sacarla de su encierro", dice a Azat para que la ayude. Ya en el palacio Aslanbey, la joven exige a Miran que le le cuente por qué odia a su familia y él le rompe el corazón al hacerlo: "Tu padre asesinó al mío y deshonró a mi madre antes de acabar con su vida. Por eso en mi corazón no cabe otro sentimiento, ni la felicidad, ni el amor. Solo la venganza me mueve".

Sehiriyar se sorprende cuando las otras criadas le dicen que la muchacha que se pasea por la mansión como si fuera la dueña es Elif, la hija adoptiva de su tía Esma. La chica, molesta con la mentira de su abuela, se enfrenta a ella. Como solo le explica que lo ha hecho para protegerla, se marcha de la mansión desobedeciendo sus órdenes y sin informar a nadie.

Esa mañana, Gönül confiesa a Reyyan que ella vive su propio cautiverio porque han frustrado sus sueños de formar una familia. Cuando va a contarle que está casada con Miran, este las interrumpe y hace callar a su esposa. "¿Cuántas mentiras me has contado?", le pregunta Reyyan. Él da por zanjado el asunto aclarándole que Sultán es su tía y Gönül, su prima.

Gönül confiesa a Reyyan que Miran es su marido

Miran se va con Firat para reunirse con los Sadoglu y de camino le confiesa que cada vez que miente a su amada, su mirada inocente se le clava en el corazón. Aunque su amigo le hace ver que está arrepentido, no da un paso atrás en su venganza y cuando tiene enfrente a sus enemigos les adelanta que van a librarlos de la ruina y deja a Azize que disfrute comunicándoles cómo: "Saldaremos la deuda a cambio de vuestra mansión".

Todos, con Nasud a la cabeza, rechazan la propuesta y se marchan ofendidos. A solas en su despacho, Cihan ordena investigar a los Aslanbey para encontrar su punto débil. Hazar, por su parte, prepara su huida.

Dispuesto a conseguir el perdón de Reyyan, Miran la sorprende con una romántica comida en su lugar favorito de Midyat pero no sirve de nada. Entonces, la lleva al refugio donde le disparó. "Aquí casi me matas, quizá sí seas feliz", le dice esperanzado. Mientras tanto, Yaren, Azat y Gönül se alían para separarlos.

Paseando por las calles, Elif, a quien la gente de la ciudad no conoce, descubre que todos temen a su familia y veneran a los Sadoglu. Atormentada, se queda en un apartado parque donde la sorprende la noche. Para entonces, Azize se ha dado cuenta de su desaparición y ordena buscarla.

Antes de ir a reclamar a Reyyan, Hazan informa a Handan de que se van en unas horas. La mujer se lo dice a Gül, pese a que su marido le ha pedido discreción: "Nos iremos de vacaciones, pero no se lo digas a nadie". La niña sonríe feliz y Nasud le pregunta el motivo cuandola ve en el patio: "Abuelo, sé que a ti puedo contártelo. Me voy con mis padres de viaje".

Fuera de sí, el hombre sube a la habitación de su nuera, a la que pilla haciendo las maletas. "Vete, si quieres, pero sola", le dice. En ese momento, Azize le grita desde el portal que le devuelva a Elif. Él le asegura que no sabe de quién le habla.

image

Miran se va a por comida ilusionado porque ella le ha asegurado que no permanecerá a su lado: "He visto remordimiento en tus ojos". Fuera, Azat y Gönül, que se han enterado por Yaren de dónde se encuentra la pareja, aprovechan para hablar con la chica. "No puedes estar con Miran, es mi marido, vete con tu primo", le aconseja ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hercai