Miden sus fuerzas en 'Hercai'

Sultán amenaza a Azize con revelar que torturó a la madre de Miran hasta matarla y ella le asegura que jamás podrá perjudicarla. Nova. Del 27 al 31 de enero. 22-00h

Hercai, la mejor serie de Turquía

Gönül se clava un cuchillo en el vientre después de que Reyyan acepta irse con Azad. Cuando Miran llega a la casa del viñedo la encuentra moribunda y la lleva al hospital hundido por la explicación que le ha dado: “Se ha ido con su primo, pero antes me ha atacado”. Mientras tanto, la pareja sufre un accidente de tráfico cuando ella intenta obligarlo a regresar para hablar con Miran y también son ingresados de urgencia. Aunque están en el mismo centro, no llegan a verse y mientras Aslanbey pregunta a su fiel Firat cómo sabían que él estaba allí con su amada, esta, ya recuperada, confirma la mentira del joven cuando su primo le muestra la foto de su boda con Gönül. “Deja que te cuide, te llevaré adonde quieras y nadie nos encontrará. Siempre estaré a tu lado”, la consuela él. Cihan encuentra a Elif vagando por las calles y, sin saber quién es, la lleva su casa. Se sorprende al comprobar que se trata del palacio Aslanbey de donde sale en ese momento su hermano Hazar, destrozado porque ha ido a buscar a su hija y le aseguran que no está.

Handan telefonea a su hijo porque no sabe de él y descubre aterrada lo ocurrido y que su hija planeó la huida. Fuera de sí, la abofetea y la encierra en su cuarto tras quitarle el móvil. Luego, se lo cuenta todo a su marido para que busque una solución. Él le promete hacerlo con una condición: “No vuelvas a mentirme, descubrí que Yaren y tú supisteis que la boda de Reyyan era una venganza y os callasteis. Sois las culpables de esta situación”.

Recibida el alta, Reyyan pide a su primo que la lleve a la montaña donde Miran construyó un columpio para ella y le juró amor eterno. Una vez allí y tras recordar aquellos momentos, los entierra para siempre. Luego, acepta casarse con él aunque le pone dos condiciones: “Viviremos en el palacio, no quiero separarme de mis padres, y no tendremos intimidad”. Azad asiente dichoso pues piensa hacer todo lo posible para que la muchacha acabe correspondiendo sus sentimientos.

Sehiriyar revela un secreto a Handan por el que es recompensada: “Azize tiene una nieta que se llama Elif aunque dice que es hija de su criada Esma”. Cuando la señora se lo cuenta a su marido, este le relata cómo la conoció y ambos se felicitan pues están convencidos de que la información les será muy útil.

Elif sospecha del ataque sufrido por su prima

Después de que su madre le levante el castigo, Handan se cita con Firat para sonsacarle, pero él le aclara que ha descubierto su juego y que no volverá a utilizarlo. De vuelta en casa, se sorprende como todos cuando su hermano llega con Reyyan y anuncia su boda. Sin embargo, su alegría contrasta con el rechazo del resto de la familia, como Hazar y Zehra, que siguen con la idea de huir con sus dos hijas.

Gönül regresa al palacio y cuenta a todos su versión de lo ocurrido en la casa de los viñedos. Elif duda de ella pero sobre todo Azize. “A mí no me engañas, cuando Miran se entere va a acabar contigo”, le advierte delante de Sultán.

Por la mirada de su hija, entiende que su suegra tiene razón y teme lo que se avecina. Lo corrobora poco después, al escuchar la conversación que el joven mantiene con su esposa: “No te creo, sé que la única responsable de lo ocurrido eres tú, cuando lo compruebe me divorciaré de ti”. Dispuesta a impedirlo, la mujer se cuela en el cuarto de la señora Azize y la amenaza: “Haga que su nieto cambie de opinión o todo el mundo sabrá cómo torturó a su madre hasta la muerte”. Sin pestañear, ella le advierte del infierno que le espera si lo hace: “Y no te servirá de nada, porque mi familia es intocable”.

Después de intentar sin éxito que Reyyan cancele su boda, Miran alberga una esperanza cuando Handan y Cihan, que también se oponen al enlace, se ofrecen a ayudarlo. Riza, uno de sus guardaespaldas, secuestra a la joven y la lleva al columpio. Mientras eso ocurre, Azat, que se dispone a entregar a su prima el anillo de compromiso, escucha a sus padres felicitarse por el plan y marcha en su busca. Cuando llega su rival está suplicándole perdón y que vuelva a su lado, pero ella lo rechaza: “Para mí estás muerto”. Y para reforzar sus palabras acepta la mano que su prometido le ofrece y se marchan juntos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Telenovela