Atormentado por las dudas, ‘Hercai’

Miran sospecha de Azize cuando Hazar, a quien amenaza, le asegura que no mató a su madre como le han dicho, y que la amaba. Lo que ambos ignoran es que son padre e hijo. Nova. Del 3 al 7 de febrero. 22.00h

Hercai

Tras el intento fallido de recuperar a Reyyan, Miran va al cementerio en busca de consuelo pero se altera al ver a Hazar hablando a su madre muerta y lo amenaza. “Yo jamás habría hecho daño a Dilsah, la amaba”, le dice roto de dolor. Luego, le explica que la última vez que la vio estaba viva y que ignora lo que pasó. El joven se marcha perdonándole la vida y ansiando llegar a la mansión para exigir a Azize la verdad. Manipuladora y superviviente, su abuela le asegura que lo han engañado: “Todos los Sadoglu son iguales, unos mentirosos. Y que no se te olvide que son nuestros enemigos”. Aunque la cree, su corazón le dice que debe dudar…

Yaren continúa su alianza con Gönül

Hazar también pide a su padre que le dé detalles de la noche que asesinaron a Dilsah y a su marido. Nasud se niega, pero Cihan escucha la conversación detrás de la puerta y decide investigar sobre el asunto que han mantenido en secreto su padre y su hermano. Luego, habla con este para evitar la boda de Reyyan con Azat. Aunque con reservas, Hazar aprueba el plan y se lo comunica a Zhera, que llora de alegría. Sin imaginar lo que traman su padre y su tío, Yaren se cuela en cuarto de Reyyan para entregarle el traje de novia y burlarse: “Lástima que no ames al hombre con quien vas a casarte”. La chica se derrumba pero, gracias a su padre, recupera la esperanza. “No habrá boda, te irás con Malike a la casa de sus abuelos. Allí nadie te encontrará”, le dice.

Firat inquieta a su madre con sus preguntas

Elif se niega a irse a Londres cuando Azize le comunica que debe hacerlo para protegerse de los Sadoglu y se marcha de casa. Miran, que tampoco está de acuerdo, va a buscarla. Mientras tanto, Azat lee la carta que le ha dejado su prima, en la que le comunica que se ha ido para siempre: “No puedo amar a nadie y no quiero lastimarte”. Destrozado, se enfrenta a su familia, incluso a Nasud, que está a punto de golpearlo: “Seguro que la habéis obligado. Yo le prometí que la haría feliz y acepté todas sus condiciones”. Al ver a su sobrino tan hundido, Zhera le confiesa que su hija se fue por decisión propia.

Deambulando por las calles, el chico se encuentra con Elif. Esta, que recuerda que es el joven que vio hablando con Yaren y Gönül, intenta animarlo pues siente que los une la misma tristeza, pero Miran llega y la obliga a subirse al coche. Se queda impactada al saber que el desconocido es un Sadoglu. Al llegar a la mansión, Miran ve a Gül, que ha ido a pedirle un favor: “Tráeme a mi hermana, ya no se casa pero se ha ido y la echo de menos”. Luego le informa de dónde está. No tarda un minuto en ir en busca de su amada.

En ese momento Yaren está informando a Gönül de que Reyyan ha huido. Cihan la reprende por interferir de nuevo en la vida de su prima. Esma se inquieta cuando Firat le pregunta si es verdad que Hazar mató a los padres de Miran, porque este lo duda. Después de responderle con evasivas, comenta lo ocurrido a Azize, a quien Sultán ha vuelto a amenazar con revelar sus oscuros secretos. Pese a todo, la señora se mantiene firme y así se lo asegura a su fiel criada: “Mi venganza aún no ha terminado, mientras Miran no haga lo que he planeado no sabrá que Hazar es su padre y que es inocente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Hercai