La muerte de Rosita

Con objeto de asustar a otros esclavos y con la aprobación de Nicolás Parreño, los hacendados matan a la hija de Tomás. Canal Sur. Miércoles 19 de octubre. 22.20 h.

Nicolás arde en deseos de hacer suya a Victoria y ante el rechazo de ella, que se escuda en sus “fuertes valores católicos”, decide fijar la fecha de la boda para una semana más tarde y pide a su madre que se ponga al frente de los preparativos. Además, ordena a Miguel que se haga cargo de la protección de su prometida, orden que el esclavo acepta encantado.

Aprovechando la mayor libertad de la que disfrutan para verse, los enamorados se zafan de la vigilancia de doña Adela y van a la playa donde hacen el amor. “No permitiré que te cases con un hombre que no sea yo”, promete él. Luego, juntos, idean un peligroso plan de fuga que incluye a Tomás, Milagros y Rosita. Para llevarlo a cabo, necesitarán que alguien los ayude a llegar a Riohacha desde donde zarpa un buque el día de la boda.

El Gobierno ha enviado el dinero de las indemnizaciones para los hacendados, que, según establece la Ley de Vientres, deben liberar de forma inmediata a los esclavos próximos a cumplir 18 años. Sin embargo, los terratenientes no están dispuestos a perder su principal fuente de ingresos y se reúnen con objeto de encontrar una solución.

Poco después, comienzan a aparecer en las plantaciones cadáveres con una característica común: ‘casualmente’ son los que deberían ser liberados por ley. Tal y como esperaban sus amos, cuyo objetivo es evitar una revuelta incontrolable, el miedo pronto comienza a hacer mella entre los negros.

Precisamente en El Edén hay dos esclavos que están próximos a cumplir 18 años, Rosita y Sabas, y a Parreño no le tiembla la voz cuando los ofrece para ser sacrificados. Aunque no es él quien aprieta el gatillo que acaba con la vida de la doncella de hija, observa impávido como lo hace Jaime López.

Minutos más tarde y ante la desesperación de Isabelita por la falta de noticias de su criada, Nicolás finge ignorar su paradero y ordena que la busquen. Hilaria, por su parte, asegura a los amos que ella escuchó la noche anterior a Miguel proponer a la muchacha irse lejos juntos. De Sabas tampoco se sabe nada…

El hallazgo del cuerpo supone una gran conmoción para su familia y el resto de los esclavos, pero también para Victoria que debe disimular el profundo dolor que la embarga. Solo su enamorado sabe cuánto está sufriendo la joven Quintero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo