Milagros, enamorada

La esclava se debate entre su lealtad a la causa y el amor que ha empezado a sentir por Julián. Canal Sur. Miércoles 25. 22.30 h.

Un día después de la ‘visita’ de Miguel y sus amigos a Granados, Márquez se presenta en la hacienda del capitán para interrogarlo y lo encuentra solo, herido, marcado a fuego y con síntomas de haber perdido la razón. Apenas unas horas antes, los esclavos han abandonado el lugar llevándose las pertenencias de su amo mientras que Ana ha sido conducida a casa de Felipe Restrepo. Allí, Paca y el nuevo doctor que ha llegado a Santa Marta se ocupan de que la mujer se recupere de las heridas y los hematomas que le han dejado las sucesivas palizas propinadas por su marido.

En El Edén, Milagros recibe el encargo de distraer a Julián para que retrase el conteo de esclavos, una tarea que no le resultará fácil. Y es que la joven, que ha terminado enamorándose del capataz, se ve superada por los remordimientos. “No está bien que le engañe así”, piensa.

Por otra parte y ante la insistencia de Trinidad, Miguel acaba por revelarle la verdadera identidad de la marquesa.
Para dar un escarmiento a sus trabajadores por todo lo que está pasando, Nicolás decide vender a algunos e incluye en el lote a la vieja Hilaria pese a las protestas de Miguel e incluso de doña Adela, que no puede hacer nada para evitar que la separen de su criada y confidente.

Poco después, Parreño obliga a la mujer a emprender un duro viaje hacia las minas del sur, donde se encuentran sus hijos. En realidad, todo es una farsa para presionarla y conseguir que le proporcione información sobre los cabecillas de la causa.

Protegida por la oscuridad de la noche, Victoria sale de casa en busca de los túneles de los que Miguel habló y que podrían servir de vía de escape a los esclavos de El Edén. La preocupación de su amado, así como la de Tomás, Milagros y Remedios, al no localizarla aumenta cuando doña Adela solicita su presencia.

Así, mientras el primero sale en busca de la marquesa, el resto intenta ganar tiempo inventando una excusa que justifique su ausencia. No muy lejos, la joven, que por fin ha encontrado lo que buscaba, se ve sorprendida por un derrumbamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo