¡Bernarda mató a su hijo!

La señora no imagina que 
su secreto mejor guardado 
está a punto de ser descubierto. Nova. Del 5 al 9 de septiembre. 21.000 h

Tras acusarse mutuamente por su comportamiento con sus hijas, Lisete propone a Alejandro una reconciliación, que este rechaza: “No, ya no te amo”. Sin terminar de aceptarlo, la mujer va a la hacienda de los Santos para exigir a Diana que se aleje de su esposo y le miente diciéndole que él aún desea estar con ella. La actitud de la abogada provoca la ira de Victoriano, que se enfrenta al novio de su hija: “Aléjate de ella hasta que arregles tu situación”.

La presencia de Bernarda provoca cierto nerviosismo en Diana Elisa, al contrario de Eduardo, que le inspira confianza. “Yo vi quién asesinó a tu hermano”, le revela en cuanto se quedan a solas, dejándolo muy impactado.
Para asegurarse el dinero de los Santos, Roby idea dejar embarazada a Constanza, pero esta se entera y da por finalizada su luna de miel antes de lo previsto.

Elías trama alejar a Alejandro de Diana. “He robado unos papeles que le harán quedar como un ladrón”, cuenta a su hermana. Poco después, la policía detiene al veterinario, acusado de cometer fraude en la empresa.

Lo ocurrido hace reaccionar a Lisete, que se ofrece para defender a su esposo. Él acepta, pero antes le suplica: “Dile a Diana que soy inocente y que la amo”. La mujer trata, sin éxito, de que Alejandro crea que la chica es la culpable de su situación. Mientras, la joven Santos lo defiende con firmeza ante su padre, que no piensa retirar la demanda pues no cree en su inocencia.

Victoriano se sincera por fin con sus hijas y les cuenta su romance con Inés: “Después me casé con vuestra madre porque Vicente me lo rogó”. También les confiesa que no sabe si fue él quien disparó el arma que lo mató. “Fue un accidente”, concluye.

Por su parte, Loreto relata a Eduardo una versión distinta y acusa directamente a Santos, pero el arquitecto no le cree. Al mismo tiempo, empieza a desconfiar de su madre. “Tu actitud ante la muerte de mi hermano parece más de culpa que de venganza”, le dice con inquietud.

En plena calle, se produce un encuentro inesperado entre Montserrat y Elías después de años sin verse. “¿Qué es de tu hermana Eugenia?”, le pregunta ella. “No está en México”, se apresura él a responder. Nervioso, y sin perder tiempo, explica a Déborah lo acontecido, temiendo que su plan para quedarse con el dinero de los Santos se vea descubierto. Ajena a esto, Diana se sorprende al leer en un antiguo recorte de periódico que Piñeiro fue asesinada.

Dispuesto a sonsacar a Loreto si es cierto que el hijo que tuvo con Inés está vivo y dónde se encuentra, Victoriano va en su busca y lo ve con Eduardo y Bernarda. La acalorada discusión que se entabla entre los cuatro acaba yendo por otro camino. “Vicente me dijo que eras adicta al juego”, acusa Santos a la señora. De nada sirven los esfuerzos de ella por negarlo, pues su hijo ya lo sospechaba al verla entrar poco antes en un casino.
Por otra parte, Alejandro obtiene su libertad gracias a las pruebas que presenta su amada y sale decidido a conseguir el divorcio para unirse a ella.

En la hacienda, mientras duerme, la mente de Diana Elisa recuerda un forcejeo entre Loreto, Victoriano y Vicente y se despierta sobresaltada: “¡Fue Bernarda quien disparó!”.

Lee el avance completo en la revista Telenovela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Las amazonas