‘Valentina’

Verónica Castro interpretaba a gemelas en esta novela mexicana donde debutaba su hermano José Alberto como productor.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Valentina Isabel Montero es una joven entusiasta que, tras graduarse en Hostelería en la capital mexicana, encuentra trabajo en Isla Escondida, donde nació. Emprendedora como pocas, está dispuesta a alcanzar sus sueños, pero el destino no se lo pondrá fácil...

En el paradisiaco lugar reside Fernando Alcántara, un hombre rico y culto casado con Leticia, que lo engaña con su mejor amigo. Su vida da un giro radical pues después de sufrir un atentado pierde la memoria, circunstancia que aprovecha la ambiciosa Déborah Andrade para manejarlo a su antojo.

Valentina y Fernando se encuentran de manera fortuita y se sienten atraídos, pero ella percibe un halo de misterio en él que la desconcierta e incluso la asusta.

Además, está ilusionada con un hombre romántico y tranquilo de nombre Maurice que la pretende. Para colmo, queda claro que Déborah no piensa quedarse de brazos cruzados viendo cómo le arrebatan a Alcántara.

El único que se percata de la maldad de Andrade es Toñito, un niño huérfano que sueña con que Fernando y Valentina se conviertan en sus padres. Sin embargo, no sabe qué hacer para desenmascarar a la mujer que cuenta con un temible aliado: Víctor Luján.

Aun así, la pareja llega al altar para sellar su amor, pero de nuevo la tragedia se cierne sobre ellos. Llega entonces Valentina de los Ángeles, la gemela de ella...

Año: 1993

País: México
Productora:Televisa

Reparto: Verónica Castro, Juan Ferrara, Blanca Guerra y Mario Iván Sánchez.

Giro inesperado

La telenovela se divide en dos etapas muy diferenciadas. El hilo conductor es Verónica, que interpreta en la primera a Valentina Isabel, licenciada en Hostelería, y en la segunda a su gemela, la taxista Valentina de los Ángeles. El público se quedó impactado con el trágico final de la primera y la llegada de la segunda.


Juan Ferrara y Mario Iván Sánchez

Compartían el amor de Verónica en la primera etapa como Fernando y Maurice, y ella se encargó de elegirlos. “Había hecho teatro con Juan pero no novelas. Aunque se lo había propuesto muchas veces, siempre se negó... hasta que llegó esta historia”, confesaba la actriz. “A Mario lo escogí porque es un actor especial a quien le ha costado empezar y que está luchando mucho”, comentó del recordado Renato de Amor real.

Celia Cruz

La reina de la salsa se divirtió dando vida a Lecumé, la nana de Déborah que
cree en la magia blanca. Cuando se da cuenta de que su señora es malvada, trata de ayudarla sin éxito. Era la primera vez que trabajaba para Televisa. Cuatro años después repetía experiencia en El alma no tiene color, junto a Laura Flores.

¡Menudos amantes!

Blanca encontró en Guillermo García Cantú (Víctor Luján) al compañero ideal para encarnar a la pareja que haría la vida imposible a la protagonista. Más de dos décadas después, a él podemos verlo como el pérfido Loreto de Las amazonas, y a ella en piel de la sufridora Soledad de Tres veces Ana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo