Más que una maestra, ‘Madre’

Zeynep huye con la pequeña Melek tras encontrarla abandonada por sus padres en un basurero. Nova. Del 25 al 29 de marzo. 21.00h

Madre telenovela
Ay Yapim

A la ciudad turca de Bandirma llega Zeynep, una profesora aficionada a la fotografía y amante de los pájaros, para dar clase en un colegio. El primer día se enternece con Melek, una niña de 7 años, que a pesar de la tristeza de su mirada es dulce y cariñosa. No imagina el motivo de su pena… Tras perder a su padre en un accidente, su madre, Sule Alkay, rehizo su vida junto a Cengiz, un tipo que las maltrata.

De vuelta a casa, la niña es golpeada por su padrastro por no haber recogido los juguetes. No contento con esto, esa noche grita a Sule cuando llega después de trabajar en un bar por el mismo motivo. Harta de su hija, a quien ve como un estorbo, la castiga. Al día siguiente, la maestra se extraña al ver que Melek no tiene almuerzo para tomar en el recreo. Aunque los niños le aseguran que nunca lo lleva, se asusta cuando la encuentra inconsciente en el baño. Una vez recuperada, Zeynep la lleva a casa y, tras conocer a Sule, sospecha que a su alumna están criándola sin amor.

Tras años encarcelada, Gönül queda en libertad

En Estambul, Cahide, la madre adoptiva de Zeynep, prepara con sus hijas Gamze y Duru la boda de la primera. Al mismo tiempo, la maestra recibe la invitación, pero la rechaza pues mantiene una tensa relación con su familia. No lejos de allí, Gönül Asnal, la madre biológica de Zeynep, sale de la cárcel, donde ha pasado veinte años por asesinato.

Tras meses de espera, a Zeynep le ofrecen trabajar en un proyecto sobre pájaros en la universidad. Emocionada, acude a la cita donde se entrevista con el director y su hermano, el reportero gráfico Ali Tezel, que se queda fascinado con sus fotos.

Melek llora sin consuelo al descubrir que Cengiz ha matado a su mascota. Para colmo, el hombre convence a la madre de que se deshaga de la niña y la abandonan en un basurero. Allí, la encuentra su profesora, que toma una drástica decisión: “Seré tu madre. Sé que no es el modo correcto de actuar, pero nos iremos a un lugar donde no nos conozcan y diremos que eres mi hija. ¿Quieres?”. Ella, feliz y emocionada, acepta. Al día siguiente emprenden la huida, mientras Sule denuncia la desaparición de la niña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Madre