Sentimiento de culpa en ‘Madre’

Sinan pide perdón a Zeynep y ella le asegura que no hay nada que lamentar. Horas después, la maestra entra en un coma que parece irreversible. Nova. Domingo 4 de agosto. 22.00h

Madre
Ay Yapim

Mientras Melek se recupera de la agresión de su padrastro, Saniye le habla Sule de él: “Se convirtió en un monstruo cuando de niño se enteró de que era prostituta. ¡Ojalá la criatura que esperas haga que vuelva a ser la maravillosa persona que era”. En el hospital, el inspector Demir Sinan y Zeynep son atendidos de urgencia. Él no reviste gravedad, pero a la maestra la llevan de urgencia al quirófano.

Horas después, el cirujano da un diagnóstico desesperanzador a Cahide y sus hijas, Gönül, Ali y al policía: “Tiene dañada la médula espinal, está paralizada del cuello para abajo. Quizá mejoraría con otra operación, pero es muy arriesgada y podría morir”.

A petición del inspector, dos agentes acuden a casa de Sule para saber cómo está su hija. La mujer les permite verla para que comprueben que está bien. Luego, cuando Cengiz la telefonea, le suplica que vuelva: “No te he denunciado, empecemos de cero”. Pero él cuelga sin contestar.

Duru descubre que Ali está enamorada de Zeynep

Ali visita a Zeynep y, después de darle ánimos, le confiesa que siente algo muy especial por ella. Duru, que ha escuchado detrás de la puerta, se marcha con el corazón roto. Más tarde, confiesa al periodista que sabe de su amor por su hermana.

Poco después, la profesora informa a Sule de lo que le ha ocurrido y le pide que le lleve a Turna. A la niña le cuenta que saldrá al día siguiente del hospital y que se irá lejos por un trabajo. “No puedo llevarte, te quedas con tu otra madre”, le hice para aplacar sus lágrimas. Ante la nueva situación, Sule recurre a Tahir para rehacer su vida. El hombre las acoge en su casa y enseguida congenia con Melek. Pero Cengiz vuelve…

Con un insoportable sentimiento de culpa, Demir va a ver a Zeynep: “Lo siento”, acierta a decir. “No te lamentes”, le suplica consciente de que ella le insistió en que acelerara. La conversación es interrumpida cuando se la llevan para operarla.

El policía sale al jardín, donde Ali mantiene una tensa charla con él. “No necesito oír de otra persona que soy culpable, lo sé de sobra”, dice Sinan antes de regresar al hospital. Horas después, se pone a gritar cuando el médico le comunica a él y a los familiares que Zeynep ha entrado en coma y que es probable que sea irreversible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Madre