El rechazo en ‘Madre’

Melek deja claro a Zeynep que no quiere saber nada de ella. Nova. Domingo 8 de septiembre.

image

Tras recuperar la consciencia, Zeynep dice a Gönül que sigue obsesionada con Turna: “He creído verla, contigo”. La señora, que no soporta seguir mintiéndole, confiesa que no ha tenido una alucinación, que la niña está viva. La fotógrafa, fuera de sí, sale a buscarla al saber que ha huido. Aunque la encuentra, vuelve a escaparse sin que le permita explicarse. Mientras tanto, Gönül informa de lo ocurrido por teléfono a Cahide, cuyo corazón deja de latir debido al sobresalto. Gamze lo presencia y la lleva al hospital.

Cengiz acaba entre rejas por dejar malherido a un taxista que intentaba defender a Sule de su brutalidad cerca del local donde ha empezado a cantar. Haydar, el dueño, se entera y la despide: “Te lo advertí, no quiero problemas y tu marido es una fuente de ellos”.

Sinan, ‘salvado’ por una llamada de teléfono

Zeynep regresa a casa de Sule tras comprobar que Cahide está estable y no cuenta con Sinan, que quería acompañarla y de paso contarle que él conocía la verdad sobre Turna y se lo ocultó por su bien. Gamze, que es la única que sabe por qué su madre sufrió un infarto, telefonea a Sule para pedirle que impida a su hija ver a su hermana. Ella acepta a cambio de que saque a Cengiz de la cárcel.

Selim va al hospital e invita a Gamze a comer pizza, el plato favorito de ella. La abogada, que está muy ilusionada con su cliente, no se imagina que es un hombre casado y padre de familia. Zeynep trata inútilmente de que Sule le diga dónde está su hija. A punto de marcharse, aparece Turna y se arrodilla ante ella y la abraza con desesperación mientras le explica por qué se fue de su lado. “Mi nombre es Melek”, le dice la niña, al tiempo que se aleja y se encierra en casa.

La fotógrafa se va hundida a ver a su abuela, quien le cuenta que Gönül supo la verdad sobre Turna solo unos días atrás: “Perdónala, quería contártelo pero no sabía cómo”. Cuando llega la mujer hacen las paces. Una vez a solas, la señora le dice a su suegra que ojalá Zeynep perdone a su marido por ocultarle que Turna estaba viva. Ali, que se ha colado en casa porque nadie respondía al timbre, las ha oído y se va sin ver visto a tontárselo a su compañera. Sinan le abre la puerta y, al conocer sus intenciones, trata de impedirlo. No será necesario, lo hará una llamada de teléfono…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Madre