Un corazón débil en ‘Madre’

Cahide se desmaya en el hospital, adonde ha ido a visitar a su hija. Gönül, que la ve desplomarse, pide ayuda a gritos

Madre

Turna y Ali esperan en el hospital a que los médicos les informen sobre Zeynep, que ha sido ingresada de urgencia. Cahide llega y la ve antes de que le realicen las pruebas. Cuando trata de animarla, ella la interrumpe: “El secuestro de Cengiz no estará en mis pesadillas, pero tu mentira sí me ha herido, jamás la olvidaré”.

La mujer entonces le suplica que la escuche: “Sabía el riesgo que corría al inventar la muerte de Turna, pero lo hice por tu bien. Cuando Gamze, Duru y tú erais pequeñas soñaba cada noche que ardíais en un incendio y que solo podía salvar a una. Tú siempre eras la elegida. Soy tu protectora. Sé que nunca tendré tu perdón y respeto tu decisión, pero un día ya no estaré a tu lado. Por favor, ese día no te culpes por esto”.

Zeynep rompe a llorar tras la marcha de su madre, quien, en el pasillo del hospital, sufre otro infarto y se desmaya. Gönül, al verla, pide un médico a gritos.

Zeynep se encuentra bien y abandona el hospital

Una ambulancia se hace cargo del cuerpo sin vida de Sinan mientras su amigo, el agente Mehmet, escucha destrozado la versión del camionero: “No pude evitarlo, una mujer con su bebé saltó a la vía de repente y se cayó. Él se abalanzó para salvarlos”. Mientras tanto, Turna, que ignora la suerte que ha corrido el excomisario y dónde se encuentran su madre, Cengiz y el pequeño Hasan, sonríe. Los médicos dan el alta a Zeynep.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Madre