Juntas para siempre en 'Madre'

Zeynep obtiene la custodia de Turna, que sueña con el momento en que vivirán con Gönül y el resto de la familia. Nova, Domingo 20 de diciembre. 22.30h

Madre

Como tutor legal de Melek, Cengiz acude al banco para disponer de parte de la fortuna que Cahide le dejó, pero se marcha sin un céntimo porque la cuenta está bloqueada por orden judicial. Zeynep y sus hermanas han impugnado el testamento después de que la niña les asegurara que no deseaba la herencia.

Mientras tanto, la fotógrafa intenta convencer a Sule de que firme los documentos en los que renuncia a sus hijos: “Hazlo por ellos. Cuando tu marido sepa que no tocará el dinero no querrá saber de vosotros, o peor, se vengará. Si quieres una vida sin él, mis hermanas y yo te ayudaremos”. Pero ella le asegura que jamás traicionará al hombre que ama.

Gönül se cuela en casa de Cengiz con un arma

De vuelta en casa, Cengiz golpea a Melek al saber que rechazó la herencia. La niña se desmaya y él huye cuando llega Sule. Esta se asusta y pide ayuda a Zeynep, que llega enseguida, y ambas se marchan con la pequeña al hospital. Mientras tanto, su malvado padrastro se lamenta de su destino en un bar.

Cuando la pequeña despierta solo hace caso a Zeynep, que se desvive por ella. Dolida, Sule regresa a casa, firma los documentos de renuncia y se prepara para irse, pero su marido se lo impide a la fuerza. En ese momento aparece Gönül, que ha ido armada para convencer al tipo de que se aleje de su familia, e intenta ayudar a la mujer, pero Cengiz le tira el arma…

Cuando su esposa la coge, él le grita riendo que dispare a la señora, pero ella le apunta y le descerraja un tiro en el corazón, ese que nunca pareció tener. La policía solo llega a tiempo de certificar su muerte y de llevarse a la mujer arrestada. Antes, ella entrega a Mehmet los papeles para Zeynep. “Son el futuro de mis hijos”, afirma. Luego, mira al cielo y por primera vez se siente libre pese a saber que pasará muchos años entre rejas.

Días después, la fotógrafa disfruta en la playa viendo a sus hermanas riendo con Ali, a su abuela jugando con Hasan y a Gönül y a Turna haciendo rayas sobre la arena. La niña le explica feliz el dibujo: “Es nuestra casa, mamá, la he hecho grande porque somos una gran familia. Y yo por fin soy Turna Günes, la hija de Zeynep Günes, lo que más quiero en la vida”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Madre