Vivir sin Ender, ‘Medcezir’

Selim y Mert se unen para tratar de sobreponerse a su muerte y retoman poco a poco su vida. Nova. Del 29 de abril al 5 de mayo. 20.00h

Medcezir
Ay Yapim

A su vuelta a Estambul, Yaman ve a Mira con Orkun y malinterpreta su relación. Decidido a olvidarla, se interesa por conocer a Elif y acude a apoyarla durante su prueba de ballet en la facultad. “No puedes estar con un hombre que todavía no supera su pasado. Aléjate de él”, aconsejan sus amigas a la joven.

Mientras tanto, Mert sufre el continuo rechazo de Eylül, que se deja querer por Ezay. “Estuviste tres meses sin llamarla. Tú la perdiste”, recrimina este a Serez. Sin embargo, el nacimiento del hijo de Gamze propicia un acercamiento entre la expareja.

Kenan se ve nuevamente en problemas cuando golpea a uno de sus socios. “Ese maldito me estaba estafando. Debes dejar tu trabajo y volver conmigo a casa. No quiero que te hagan daño”, comenta a su madre. Yaman lo recibe con alegría sin saber que ha ido a pedir trabajo a Nadir.

Cuando la noticia llega a oídos de Asim, sufre un ataque de celos y ordena a su hombres que propinen una paliza al mayor de los Koper. “No le he visto desde que me casé contigo. Creí que me estaban siguiendo los periodistas y los despisté. Ender y Sinan tuvieron una aventura”, se justifica Sude. No es el único problema para el empresario, ya que ha perdido las últimas subastas y su compañía está al borde de la quiebra.

La policía investiga la muerte de Sinan

Selim sigue sin sobreponerse a la muerte de Ender y sale de casa sin avisar para confrontar a Sinan. “Ella murió por tu culpa. ¡Huiste y ahora regresas para burlarte de mi dolor!”, grita antes de golpearlo. Mert va en su búsqueda y lo ve ebrio en el puerto. A la mañana siguiente, Deniz da aviso a las autoridades de que el editor está muerto y Selim es detenido. Asim también es sospechoso y corre la misma suerte.

Pasados unos días, Serez queda en libertad y Mert, para tratar de sorprenderlo, organiza una celebración por su aniversario de boda con Ender. Allí, coinciden Yaman y Mira, que incapaces de reprimir sus sentimientos, se besan. “No es bueno que estemos juntos. No puedo involucrarme con nadie hasta que aclare mis sentimientos”, dice después el chico a Elif.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Medcezir