Adiós a un sueño en ‘Medcezir‘

Faruk revela a Mira que ha habido un incendio en el taller. Nova. Del 2 al 6 de septiembre. 14.00h

Medcezir

Apocos días de su boda, Sude ofrece a Mira y Yaman ayudarlos con los preparativos. “No quiero una vulgar fiesta de barrio. Espero que entre los invitados no esté Kenan”, comenta la señora. Cuando la pareja deja claro que el enlace se hará a su gusto y muy sencillo, los tres se enzarzan en una discusión. Mert sigue hospitalizado y Eylül permanece a su lado cuidándolo con esmero. “Verlo tan cerca de la muerte me dio mucho miedo. Extrañaba tanto abrazarlo y estar con él… El amor superó al rencor”, se sincera con Mira. En ese instante, llega Orkun de visita y Yaman, que ya sabe que porta un arma, está a punto de caer en sus provocaciones.

Los médicos dan por fin el alta a Mert

Pasados unos días, Mert recibe el alta médica y sus amigos organizan una pequeña reunión para darle la bienvenida. Con el regreso a casa, el recuerdo de la traición con Olcay retorna a la cabeza de Eylül y se muestra muy distante con su exprometido. Orkun pone en marcha su venganza y su primer objetivo es el taller de Mira. Cuando Haras y Süreyya sacan las cajas con los vestidos a la calle para que sean trasladados, unos hombres irrumpen con un camión y los arruinan por completo al echarles cemento. “No le diremos nada a mi hija. Trataremos de arreglar el daño”, dice Faruk.

En cambio, Yaman, que ha acudido a la inauguración del negocio de Kenan y Nevin en Tozludere, sí recibe la noticia. De inmediato, busca a Orkun y fuera de sí, lo golpea: “¡Malnacido! Tu problema es conmigo así que no metas a gente inocente”. Por suerte, la llegada de la policía evita que pase a mayores y el pérfido Civanoglu tiene que justificar la posesión de un arma: “Era de mi padre y después de su muerte la registré a mi nombre”.

Llega el día del cumpleaños de Yaman y con la excusa de ver una película, Mira lo lleva al cine. Una vez allí, se proyecta un vídeo con mensajes de sus amigos y familiares y cuando se encienden las luces, aparecen allí todos para desearle un feliz cumpleaños. Con Mira y Nevin a la cabeza, los presentes disfrutan cantando y bailando hasta que Haras recibe una llamada de Faruk. “Hubo un incendio en el taller”, informa.

Sin dudar, Yaman y Mira se dirigen hasta allí y esta última sufre una crisis al ver todo en llamas. “Mi vestido de novia estaba dentro. Nada se salvó. Todos nuestros esfuerzos y sueños se han esfumado”, se lamenta. Orkun también aparece y Yaman lo responsabiliza: “Tú lo hiciste y pagarás por ello”. Para no propiciar una pelea, Faruk se ve obligado a hacer una revelación: “Fui yo. No hubiéramos podido cumplir con el pedido y habríamos tenido que pagar una multa. El incendio era la única solución”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Medcezir