“Nos han engañado”; ‘Mi hija’

Asu y Cemal descubren que el abogado que habían contratado ha desaparecido con todo el dinero de su herencia.

mi hija
Picasa

QUÉ HA PASADO

• Candan discute con Demir.

• Öykü declara ante el juez que quiere vivir con Asu.


Al oír la sentencia del juez, Demir se altera tanto que la policía tiene que sacarlo de la sala. Una vez en casa, rompe todos los dibujos que ha hecho Öykü y mete su ropa en una maleta para que se la lleve Ugur. Asu visita al abogado y este le asegura que es necesario que firme unos documentos para comenzar con los trámites para cobrar la herencia. De regreso a casa, la mujer se muestra cariñosa con Öykü y le pide que le llame mamá. “No bebas alcohol, aprende a cocinar y no me mientas nunca”, pone la pequeña como condiciones.

Candan revela la enfermedad de Öykü

Unos días después, Asu y Cemal vuelven a reunirse con el letrado, pero este no abre la puerta. “Llevaba meses sin pagar el alquiler. Ese tipo no es un abogado, es un estafador”, afirma un vecino. Cuando por fin logran entrar en la oficina, encuentran todo desvalijado. “¿Dónde está mi dinero? ¿Qué voy a hacer”, repite muy alterada Asu. De hecho, acusa a Cemal de ponerse de acuerdo con el pérfido hombre.

Por su parte, Ugur se entera de que Ahmet Yücelzade, el poeta favorito de Sevgi, va a hacer una firma de libros y decide ir. Como esperaba, se encuentra a la profesora. “No tengo prometida. Solo te tengo a ti en mi vida, lo juro”, insiste y ella le cree.

Esa noche, Demir y Ugur cumplen con el encargo de Zunger y entran en una lujosa mansión. Cuando abren la caja fuerte, Jilet los sorprende y ordena a sus secuaces que los esposen. “Yo me iré y muy pronto vendrá la policía”, les advierte. Por suerte, los amigos logran soltarse y huir. Sin embargo, siguen estando en peligro porque sus fotos se publican en las noticias y deben salir de Estambul escondidos en un camión que transporta mercancías.

Cuando se da cuenta de que Asu descuida a Öykü, Candan decide revelarle que tiene la enfermedad de Niemann Pick. A la salida de colegio, la mujer entrega a su hija su maleta y una carta de despedida pues ha decidido volver a Alemania. “Lo intenté, pero no puedo cuidar de ti ni de mí. Olvídame y vuelve con Demir”, son algunas de las frases que lee.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mi hija