Sálvese quien pueda; ‘Mi hija’

Ugur y Demir venden relojes de imitación en la calle y la policía los pilla una vez más.

mi hija
Mi hija

QUÉ HA PASADO

• Öykü pierde la memoria y solo recuerda a Zeynep.

• Murat y Demir se pelean.


Cemal visita a Zeynep en el hotel. Tras enseñarle los resultados de la prueba de ADN, le exige saber por qué abandonó a Öykü. “Tenía miedo y estaba sola. Asu desapareció y ni siquiera me enviaba dinero. Yo no sé cómo cuidar de una niña enferma. Sufre Niemann-Pick, es muy poco frecuente y ataca al sistema nervioso”, revela ella. Furioso, el hombre la obliga a recoger sus cosas y se la lleva con él: “Vas a ayudarme a ganarme la confianza de Öykü. Yo soy su padre y tengo derecho a estar con ella”. A la mañana siguiente, Cemal se entrevista con un abogado para que inicie el proceso para reclamar la custodia.

Murat, dispuesto a todo por tener a su amada

A petición de Ayla se celebra en el colegio una reunión de padres. “Öykü no ha hecho más que acosar a Ilayda, que es una niña ejemplar. No permitiré que mi hija comparta clase con una enferma. No puedo poner en riesgo su salud y ustedes tampoco deberían”, afirma. Tanto Betul, la madre de Mertcan, como Sevgi salen en defensa de Öykü. “Su enfermedad es neurológica, no una epidemia. Eres una insensible”, le reprocha la profesora.

Ayla se marcha indignada, pero antes la amenaza con tomar medidas en su contra. Candan va al hospital y habla con Murat para intentar que entre en razón, pero es en vano: “El problema es Demir. Es un delincuente y no puede cuidar de esa niña”. No contento con esto, le hace una vergonzosa propuesta: “Sabes que estoy enamorado de ti. Si estás conmigo, sí podré cubrir los gastos de Öykü”. La mujer, muy ofendida, se va.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

A su llegada a la clínica veterinaria, se encuentra con Cemal y como se niega a contarle cómo está Öykü, él le entrega los resultados de las pruebas de ADN. “Es real, cogí un cabello de su abrigo. Me llevaré a mi hija. Puedo cuidar de ella mejor que Demir”, afirma.

Ajeno a esto y desesperado por conseguir dinero, Demir acepta la idea de Ugur de vender relojes de imitación en la calle. Sin embargo, la policía los pilla y, aunque tratan de huir, acaban una vez más en comisaría. Allí, les espera Hüseyin: “Si vuelven a delinquir, no tendré más piedad y les meteré entre rejas. Fuera de aquí, no quiero verlos más”.

Cemal está decidido a usar a su favor que Öykü solo recuerda a Zeynep y la obliga a ir a casa de Demir. “¡Tía, te extrañé mucho!”, exclama la niña mientras la abraza.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mi hija