¿Quién entiende a los hombres?; ‘Mi hija‘

Sevgi y Candan se desahogan sobre sus respectivas relaciones con Ugur y Demir.

mi hija

QUÉ HA PASADO

• Öykü llora tras el incendio.

• Candan se va de casa.

• Cemal, Demir y Ugur se unen para dar con Ahmet.


Al enterarse de que Candan se está quedando en la clínica, Demir va a buscarla para llevarla de regreso a casa. Sin embargo, ella se niega: “Ya puedes decirle a Öykü que nuestro matrimonio era de conveniencia y que, a partir de ahora, cada uno hará su vida”. El encuentro termina de manera abrupta cuando la veterinaria recibe una llamada de Murat y Gokturk, celoso, se marcha.

Cemal se encuentra con uno de sus amigos que le advierte que está en una situación complicada con Arif: “Quiere que retires la denuncia que le has puesto a Ahm t. Hay que apartar a la policía, hay demasiado en juego. Si no lo haces, tendrás que devolverle el coche y todo el dinero que te ha prestado. No te apoyará más y estarás solo a partir de ahora”.

A la mañana siguiente, el hombre se dirige a comisaría y cambia su declaración, pero todo forma parte de un plan. “Ahmet bajará la guardia y saldrá de su escondite. Lo más seguro es que le esté llevando a Arif algún negocio sucio. Tenemos que averiguar qué es y llamar a la policía para que lo cojan en el acto”, les cuenta más tarde a Demir y Ugur.

Una declaración de amor fallida

Murat visita a Candan en la clínica y le insiste para que se mude a su casa. Ella se sigue negando, pero sí acepta salir a desayunar. Cuando están montándose en el coche, Demir los ve y, decepcionado, tira a la basura el ramo de flores que llevaba para declararse. De vuelta a casa, Cemal le cuenta que, gracias al contacto de Salih, ya sabe lo que trama Ahmet: “Va a introducir una carga de whisky de forma ilegal para no pagar impuestos”.

Mientras, Ugur va a recoger a Öykü y Sevgi se molesta al verlo. “Ya no haya nada entre nosotros”, le recuerda. Unas horas después, la profesora se reúne con Candan para desahogarse: “Le pregunto algo y se queda pasmado diciendo cosas sin sentido. No entiendo por qué hace eso”.

La veterinaria aprovecha para hablar también sobre sus problemas: “Ugur al menos hace el intento. Cada palabra que sale de la boca de Demir es una puñalada en el corazón”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mi hija