Fiesta de pijamas; ‘Mi hija‘

Candan acepta ir con Sevgi a cuidar de Öykü y las tres pasan una divertida noche de chicas.

mi hija

QUÉ HA PASADO

• Arif obliga a Cemal a retirar la denuncia contra Ahmet.

• Demir está a punto de declararse a Candan.


Ugur va a recoger a Öykü a casa de Sevgi y esta se molesta al verlo. “Ya no hay nada entre nosotros”, le recuerda. De camino a casa, la niña nota muy decaído al hijo de Müfide y le da un alentador consejo: “Creo que no debes rendirte. Conozco a mi profesora y sé que con el tiempo se le pasará el enfado”.

Ahmet y Faik, por su parte, se reúnen con sus hombres para darles las últimas instrucciones: “La entrega de esta mercancía es muy importante. No queremos fallos o, de lo contrario, vais a tener que pagar por ellos”. Salih, que va a participar, no tarda en llamar a Cemal para ponerle al tanto: “Será a medianoche”.

La conversación entre Sevgi y Candan sobre sus problemas amorosos se ve interrumpida cuando Demir llama a la profesora para que cuide a Öykü esa noche. “Ya ni siquiera me lo pide a mí. Como si fuéramos dos extraños”, asegura muy dolida la veterinaria. Entonces, la joven le dice que quizá no se atreva a hablar con ella y la anima para que la acompañe: “Vamos, nos divertiremos. Será una velada de chicas”.

Arif frustra una operación policial

Feliz al ver a Candan llegar con Sevgi, Öykü les propone hacer una fiesta de pijamas y se divierten viendo una película y comiendo palomitas. “Por favor, vuelve con nosotros. Te echo mucho de menos. Me gustaría que todo volviera a ser como antes”, suplica la pequeña.

Lejos de allí, Demir y sus amigos vigilan la nave donde los hombres de Ahmet descargan la mercancía ilegal y se inquietan al ver que la policía todavía no llega. “Tranquilo. No nos arriesgaremos ni seremos nosotros quienes lo castiguemos, lo hará la justicia”, advierte Cemal. Y añade: “Yo pasé ocho años en la cárcel. No hagas ninguna estupidez, no vale la pena. No querrás estar lejos de tu hija”.

Poco después, Ahmet recibe una llamada de Arif avisándole de que lo han traicionado y debe irse de allí de inmediato. Demir le grita y sale corriendo detrás de él. “¡Maldito! Esto no va a quedar así. Desearás no haber nacido”, jura el delincuente al ver a su rival.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mi hija