Aristóteles se escapa de casa

Robert encuentra al estudiante 
y lo convence de que lo mejor
es volver a casa con sus padres. Nova. Del 6 al 10 de noviembre. 18.15h

El anuncio de que Julieta y Robert se van a vivir a Nueva York sorprende a su familia. Para algunos es una buena noticia y, para otros, un desastre. A Catalina solo le preocupa el dinero que dejará de recibir si su hija se traslada a otra ciudad, mientras que Linda piensa que es una egoísta por llevarse a su hermano. “Ahora que lo tenemos de nuevo, nos separa de él”, comenta con Daniela y ambas comienzan a desacreditarla, tachándola de infiel.

Tanto es así, que Audifaz sale en su defensa y, luego, explica a Blanca que se comporta de una manera demasiado invasiva con la pareja: “Entiendo que quieras recuperar el tiempo perdido con Juan Pablo, pero debes respetar su relación”. Sin embargo, la mujer no puede evitar intentar que se quede en México. “Compréndeme. Llevo treinta años sin mi hijo y va a desaparecer otra vez. Es muy duro”, dice a Ana que, extrañamente, está deseando que el joven desaparezca de la ciudad. También Eugenio e Imelda llegan a la conclusión de que deben respetar la decisión de Robert, aunque les duela.

Desde que Xavi se instaló en la azotea, Marisol se despierta escuchando música clásica: “Creo que me he enamorado del vecino sin conocerlo. Toca como los ángeles”.

Esa mañana, Amalia va al médico por desajustes en el periodo y se queda atónita cuando la doctora le confirma que ha entrado en la menopausia. “¿Tan pronto? Seguro que es un error”, piensa.

Quien lo está pasando realmente mal es Aristóteles. Desde que su hermano mayor desapareció, ha sentido la responsabilidad de abanderar el apellido Córcega y al entrar en la adolescencia siente que no está a la altura. Su abuela ha sido siempre su mayor apoyo pero no suficiente, por lo que el estudiante se va de casa para “no causar más problemas”. Audifaz y Polita aseguran que lo han secuestrado.

Tras darle muchas vueltas, Julieta dice a Robert que no quiere irse a Estados Unidos. “Nuestra vida está aquí y más ahora que has recuperado a tu familia”, expresa. “Te lo agradezco. Con este gesto demuestras que me quieres y deseo corresponderte: “¿Nos casamos?”, pregunta el doctor. Ella acepta con una condición: que no la presione para ser madre.

Cuando Bruno pide más dinero, Hugo y Diana se extrañan: “Es imposible que no tengas suficiente con lo que te dio Julieta”. Pero el chico se hace el despistado.

Por su parte, Daniela cree que Gabriel es gay, pues le llegan rumores de que salía con Augusto. Hasta ese momento, no había sospechado nada. “¿Cómo lo confirmo?”, pregunta a Linda.

La casualidad hace que Robert se tope por la calles con Aristóteles y le abre los ojos: “Tus padres son exigentes, pero te quieren muchísimo”. No obstante, cuando regresan a casa, presencia como Polita lo recibe cariñosa y comprensiva, pero Audifaz se comporta como un tirano. “Esa no es forma de tratar a un hijo”, se atreve a decirle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo