Zuria Vega: "Pongo mi energía en lo importante"

A sus 29 años, la actriz mexicana dice estar en su momento más pleno. Zuria Vega ha formado una familia al lado de Alberto Guerra y regresa con 'Mi marido tiene más familia, la segunda tanda de la novela que protagoniza con Daniel Arenas.

Desde que debutara con Alma de hierro hace una década, Zuria Vega ha logrado forjarse una sólida carrera y se desarrolla con igual éxito en cine, teatro y televisión. Recién terminadas las funciones de la obra Straight, ahora compagina las grabaciones de la segunda temporada de Mi marido tiene familia con su rol más importante, el de mamá de la pequeña Lúa, de año y medio. “Es lo mejor que me ha pasado. Me ha enseñado lo que es el amor incondicional”, comenta orgullosa.

Vuelves a dar vida a Julieta.
Me encanta porque empodera a la mujer y creo que muchas van a identificarse con ella. Su problema esta temporada será encontrar el equilibrio entre ser mamá y tener una vida laboral exitosa con las culpas, los sacrificios y la presión que eso implica. Por experiencia propia digo que sí se puede. Somos capaces de hacer muchas cosas y bien.

También acabas de terminar las funciones de Straight.
Estoy feliz por la acogida y por trabajar con grandes amigos como Erick (Elías) y Álex (Speitzer). Es una obra que trata la bisexualidad sin juzgar. Yo nunca he tenido prejuicios en estos temas y no dudé en aceptar al saber que Manolo Caro era el director. Mi personaje, Emily, estaba en una delgada línea que podía caer en lo morboso y no fue así.

¿Cuál fue el mayor reto?
Es un papel con unos textos muy complicados porque estudia genética y me tuve que informar para saber de qué está hablando. Además, a los espectadores no les tiene que quedar clara mi postura, debe dejarles con un signo de interrogación y eso es muy difícil como actriz.

¿Puedes decidir tus proyectos?
Conforme van pasando los años sí elijo lo que quiero hacer y con quién porque como actores tenemos una responsabilidad. Por ejemplo, en Mi marido tiene más familia, se muestran tramas y una mujer más actual que se aleja de las novelas tradicionales.

Tienes la suerte de haber trabajado en cine, teatro y televisión.
Desde el inicio de mi carrera no quise encasillarme o quedarme en una zona de confort así que toque puertas e hice muchos castings. Solo así encuentras grandes oportunidades. Creo que cada área te aporta algo diferente: la televisión es generosa y te permite entrar en la casa de las familias todos los días durante muchos meses, el teatro me recuerda por qué decidí dedicarme a la actuación y el cine es mágico.

¿Qué opinión tienes acerca de las redes sociales?
Son necesarias en nuestra profesión, pero también tienen un límite y es un tema delicado que debemos saber manejar. En mi caso, no comparto toda mi vida, solo lo que me apetece.

¿Has tenido algún problema?
No, para nada, sólo recuerdo que una vez me preguntaron: “¿Trabajando no descuidas a tu hija?”. Creo que vivimos etiquetando y prejuzgando a la gente sin saber nada de ellos, solo nos gusta señalar desde el anonimato que dan las redes. Por eso, hay que educar en casa desde niños.

¿Cómo llevas las críticas y los chismes de ciertas revistas?
Con los años mejor, pongo la energía en lo importante y no hago caso a lo negativo. Yo me enfoco en mi matrimonio de cinco años, en mi hija que está sana y preciosa y en mi gran familia.

¿Alberto te apoya en todo?
Somos fan el uno del otro y hemos tenido la suerte de grabar juntos la película En las buenas y en las malas. Formamos un buen equipo y nos turnamos para estar al pendiente de Lúa.

¿Eres una persona muy familiar?
Sí, siempre hemos estado muy unidos. Nos queremos y respetamos así que cuando surge algo que nos afecte sin fundamento, ni caso le hacemos. Uno aprende a escudarse de lo que no sirve.

Publicidad - Sigue leyendo debajo