Silvia Manríquez, de 'Mi marido tiene familia': "Me encantaría tener nietos"

Tras terminar de grabar 'Mi marido tiene familia', la actriz tiene una película por estrenar, una novela en cartera y un gran deseo: convertirse en abuela. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Durante su extensa carrera, Silvia Manríquez ha hecho cientos de registros en cine y televisión y, aun así, su vocación continúa igual que el primer día. “Jamás me he arrepentido de ser actriz”, afirma. Solo hizo un parón cuando nacieron sus hijos y, ahora que son independientes, vuelve a estar volcada en una profesión que adora. 

Acaba de emitirse en España la novela Mi marido tiene familia. ¿Qué recuerdas de tu personaje?

Rebeca llega en los últimos capítulos y es una mujer de clase media que enviuda y se casa de nuevo con un millonario que la aparta de su hija. Ella se deja llevar y luego se arrepiente.

Ese acto no tiene justificación.

Nadie experimenta en cabeza ajena y solo uno sabe por qué hace las cosas. Al final, este personaje da un buen mensaje: hay que fijarse bien en lo que se elige en la vida porque tiene consecuencias. Deja claro que los verdaderos valores son gratuitos.  

¿Cuáles son los tuyos?

Siempre queremos conseguir lo mejor, vivir bien y tener una buena casa y otra en Nueva York, Francia o España, que luego no podemos ni disfrutar. Nos dejamos llevar por lo material cuando la felicidad está muy cerca, en la familia. Para mí es lo más importante del mundo.

En Amores verdaderos también hacías de una mujer que abandonaba a sus hijos. ¡Vaya racha!

Sí, fue casualidad. Pero en el caso de Paula es ella la que deja todo para irse con otro hombre. Se enamora de Aníbal [Enrique Rocha], que solo la utiliza. ¿

¿En tu camino has encontrado muchas personas así?

Soy una mujer madura y me ha pasado de todo. Alguna decepción me he llevado, claro, aunque no hasta el extremo de dejar a mi marido por otro amor, ni de toparme con alguien que quiera acercarse a mí por ser actriz. 

¿En qué momento te encuentras personal y profesionalmente?

Muy bueno. He trabajado mucho aunque cuando tuve a mis hijos paré para criarlos. No quería niñeras. Luego volví haciendo una película al año porque, en aquella época, las telenovelas duraban doce meses y te pasabas todo el día en el plató.

¿Cuándo regresaste?

Al ir al colegio mis hijos. Ahora tienen 30 y 28 años y hacen su vida. Una se dedica al cine y el otro es economista. Ya no viven conmigo así que estoy muy volcada en la actuación. He terminado la telenovela La bella y las bestias y entro en Amor de ley. No puedo quejarme porque encadeno un trabajo con otro. 

¿Has hecho alguna película?

He participado en El hotel, que se presentó en el Festival Internacional de Cine de Morelia.

¿Con la edad seleccionas más?

No, siempre lo he hecho. He tenido la suerte de poder escoger solo lo que me interesa.

 

¿Sigues manteniendo la ilusión del principio o se ha ido apagando?

Para mí es primordial estar activa. Me sigo emocionando tanto con los personajes que incluso he llegado a renunciar a vacaciones. Hace poco me pasó cuando me ofrecieron interpretar a María Ortega de En tierras salvajes. No lo pude rechazar, aunque tenía planeado un viaje.

¿Te arrepientes de algo?

No. Puede que haya cosas que no hayan funcionado como esperaba o, incluso, que me hayan supuesto malas críticas, pero todo aporta y de todo se aprende. Estoy muy orgullosa de cada personaje que he hecho.

 
Relación especial con sus hijos

¿Elegiste bien tu profesión?

Sin duda. Escogí la carrera para la que nací. Ser actriz me ha hecho muy feliz y no puedo ni imaginarme lo que debe ser ir a un empleo que no te llene.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Estar con mi familia y amigos. Aunque estemos ocupados, siempre buscamos tiempo para disfrutar de un nuevo restaurante, ir al cine, al teatro… Los fines de semana los paso todo lo que puedo con ellos y con mi madre, que tiene 90 años. 

¿Eres abuela?

Todavía no y me encantaría tener nietos. Pero ahora los jóvenes prefieren realizarse profesionalmente y luego ser padres.

¿Serás igual que con tus hijos?

Disfruté enormemente la infancia de mis hijos y pretendo hacer lo mismo con la de mis nietos.

¿Qué relación tienes con España?

Aunque México esté muy lejos de vuestro país, yo siempre me he sentido muy unida al público español que sigue mi trabajo y las telenovelas con tanto cariño

Publicidad - Sigue leyendo debajo