La advertencia de Gurkan; ‘No sueltes mi mano’

El empresario promete a Sumru que destruirá su vida si cuenta la verdad sobre el accidente. Divinity. Del 23 al 27 de marzo. 19.45h

No sueltes mi mano Telenovela
Telenovela

QUÉ HA PASADO

  • Azra y Cenk se reconcilian.
  • Damla y Arda contraen matrimonio en secreto

    A última hora, Baris se presenta en la celebración que hay en la mansión Çelen por la boda de Arda y Damla. “Nunca daré mi aprobación. Basta ya de tonterías, ven conmigo”, ordena a su hija. Sin embargo, ella se niega y Feride sale en su defensa: “Ahora es miembro de nuestra familia”. Gurkan encuentra un coche blanco guardado en su garaje y Gamze no tiene más remedio que contarle la verdad sobre el accidente. “Sumru también lo sabe”, confiesa. El empresario se pone hecho una furia y toma una drástica decisión: “Se lo dijeron a la persona equivocada. Mañana te irás a Florencia”.

    Azra renuncia a seguir trabajando con Yaman

    Azra recibe un mensaje anónimo con una dirección: “Ahí está el coche blanco que buscas. Quizás los Yaman no son tan amigos como piensas”. También Cenk vive momentos desagradables cuando en una reunión de trabajo Murat le informa de que Baris es el nuevo propietario de los hoteles Karons. Tras comprobar que la dirección indicada en el mensaje anónimo coincide con la de la casa de Gurkan, Azra le pide explicaciones. “Alguien quiere engañarte y romper tu relación con Baris”, la convence él.

    Poco después, el empresario busca a Sumru y, consciente de su juego, la amenaza: “Tú enviaste ese mensaje. Sé todo sobre el accidente y si haces algo que dañe a mi hija, te hundiré. Además, si Baris se entera nadie te protegerá de su ira, así que si quieres conservar tu relación te quedarás callada y reza porque Damla haga lo mismo”.

    Cenk se niega a cumplir con las condiciones de Yaman y lo demanda. Azra apoya a su esposo y presenta su renuncia. Feride se instala en el vecindario con Arda y Damla para comprobar si su amor es verdadero. “Lo hice para no irme a Londres, pero lo amo de verdad”, confiesa ella a la señora. Hasta allí llega Baris. “Es momento de que regreses a casa. Si lo haces, olvidaremos lo que ha pasado, pero si no destruiré a esas personas que pusiste en mi lugar”, advierte a su hija.

    Esa misma noche, Feride regresa a la mansión con el joven matrimonio y prepara una cena familiar. Todos esperan impacientes en la mesa a Damla y Arda encuentra una carta en su habitación: “Sé que estoy siendo muy injusta, pero no puedo hacer nada más. Se acabó”.

    Pasan los días y Damla sigue en paradero desconocido. Cenk y Azra hacen todo lo posible por localizarla y, con ayuda de Ersoy, rastrean una de sus llamadas. Ajeno a esto, Arda propone a Baris que hagan una regua y este acepta. No obstante, sus intenciones no son sinceras y se presenta en la mansión Çelen con la policía. “Hay una demanda en su contra. Debe acompañarnos a comisaría”, comunican a Feride.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo