La traición se paga

Pablo ordena a Chili que acabe con Harry por colaborar con las autoridades. Canal Sur. Del 12 al 16 de junio. 22.10h

La DEA captura a Harry, un piloto que trabaja a las órdenes del cartel de Medellín, y lo somete a un duro interrogatorio para que hable sobre la organización. Ajeno a esto, Escobar permanece en Panamá escondido tras fracasar en su intento de pactar con el Gobierno colombiano.

Sin embargo, sigue empeñado en volver a su país por eso se plantea sobornar a la policía para que lo protejan a él y a los suyos a su regreso ya que todos están en busca y captura. Para que nadie se resista, deja clara la situación a los militares: o aceptan el dinero o asesinan a sus familias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

No es el único plan que ha urdido. El narco contacta también con el grupo guerrillero nicaragüense MR20 y les promete financiación a cambio de que tomen el Palacio de Justicia y destruyan los expedientes de extradición y los procesos penales que haya en su contra.

En España, las autoridades capturan a Pedro Motoa, socio de Escobar, junto a Gilberto, un narco de poca monta de la ciudad colombiana de Cali.

Gonzalo y Fabio dirigen la ruta de transporte de droga por Nicaragua que acaba de abrir Escobar y eligen a Harry de piloto sin imaginar que es un topo de la DEA. Durante uno de sus viajes, el hombre toma fotografías que dejan al descubierto el negocio.

Escobar contrata a Yuca para que elimine a un individuo que le está dando muchos problemas, pero el sicario no logra cumplir la misión. Entonces ordena matarlo por falta de confianza y Gonzalo termina el trabajo que le había encomendado.

Días después, el Gobierno estadounidense envía un comunicado al colombiano donde se demuestra con las imágenes de Harry la relación de Pablo con el MR20. Las publicará el periódico El Espectador. Por orden de su jefe, Chili viaja a Estados Unidos y paga a unos hombres para que eliminen al piloto.

Mientras tanto, en la capital, los tanques deben salir a la calle para hacerse con el control del Palacio de Justicia, asaltado por los guerrilleros, liderados por Norberto, y liberar a los rehenes. Escobar respira tranquilo porque ya sabe que sus documentos han sido destruidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo