Can, acusado de plagio, ‘Erkenci Kus’

Una página web muestra imágenes parecidas a las de la campaña de Can y se cree que él robó la idea.

Erkenci Kus
Ay Yapim

Zebercet enloquece al ver por el barrio las fotografías de Sanem para la campaña publicitaria. “Ha tenido que ser Osman que quiere vociferar su amor”, piensa con rabia y sale decidido a romper los carteles. Además, Can se ve inmerso en una acusación de plagio pero con ayuda de Ayhan, pronto Sanem y Emre descubrirán quién fue el hacker que creó la página web con fecha de un año antes, pero solo el empresario se da cuenta de que es su pareja la que está detrás de la trampa. Aun así, el primogénito de los Divit deberá defenderse para que su honor no salga malparado. “Tengo que dar una rueda de prensa para limpiar mi imagen”, anuncia a sus empleados.

La repentina pérdida de peso de Aysun tiene una explicación y su secreto en seguida se divulga por el vecindario. “Estoy muy preocupada, es mi amiga”, confiesa Mevkibe a su marido. Sin embargo, más tarde los celos se apoderan de ella al enterarse de que Zebercet ha pasado a su madre la gestión del negocio familiar. “¡Quiere hacer de ella una mujer de negocios! Yo no voy a ser menos. Quitaré a Nihat de en medio para dirigir yo la tienda”, decide la madre de Sanem y Leyla.

Nihat y Muze se embarcan en el negocio con Osman

Emre se siente culpable por haber intentado traicionar a su hermano y así se lo transmite a Aylin. Pero poco a poco se da cuenta de la maldad de su amada: “¿Cómo puedo estar enamorado de una mujer tan cruel?”. A pesar de verse sola, la ambiciosa empresaria sigue en su empeño de cumplir con sus planes.

Tras la rueda de prensa, Can se da cuenta de lo engañado que estaba y monta en cólera. “No volverás a ver mi cara”, advierte a Sanem, que se derrumba y vislumbra el fin de su historia de amor y también de su trabajo en la agencia de publicidad.

Impotentes ante sus mujeres, que han tomado las riendas de sus respectivos negocios, Nihat y Muze optan por unirse a Osman. “Haremos hamburguesas veganas contigo”, le informan. Lejos de allí, la hermana de Leyla da un último paso y va a casa de su enamorado sin imaginar que Polen abrirá la puerta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo