El pretendiente en ‘Erkenci Kus’

Yigit llega a Estambul con la idea de abrir una editorial y tras fijarse en Sanem, le ofrece que se incorpore a su negocio. Divinity. 17.05h. Del 1 al 5 de julio.

Erkenci Kus
Ay Yapim

Polen se acerca hasta la compañía con la idea de ofrecerle de nuevo a Can un puesto de trabajo como fotógrafo lejos de la ciudad: “Eres un espíritu totalmente libre, sé que no estás preparado para pasarte tu vida dentro de este despacho. Lo que yo quiero para ti es el empleo de tus sueños, donde puedes dar rienda suelta a tu creatividad”. El empresario, consciente de que después de romper con su novia nada le retiene, accede.

Esta no será la única propuesta que llegue a la agencia. Yigit, el hermano de la ejecutiva, acude al lugar para hablar con Sanem, de quien ha quedado prendado: “Voy a montar una editorial en Estambul, sé que eres una estupenda redactora y deseo que te incorpores a mi equipo”. Acto seguido, la lleva a conocer el sitio en el que montará su oficina. La joven se muestra algo reticente al principio, ya que duda de si debe aceptar. Finalmente, tras mucho pensarlo, le dice que sí, aunque le advierte que deberá tener paciencia: “Es un ámbito completamente distinto del que estoy acostumbrada. Me llevará tiempo acostumbrarme a este oficio”.

Por otro lado, la tienda que Muzzafer ha abierto en el vecindario con productos orgánicos está siendo todo un éxito. El muchacho comienza a ganar importantes cantidades de dinero y camina por el barrio fardando de su fortuna. En su establecimiento, Nihat se enfada con el chico por la soberbia que está creciendo en él. “Te juro que como no salgas de aquí te doy con la escoba en la cabeza. ¡Largo ya!”, dice entre aspavientos.

Emre pide a Leyla que no se marche de la empresa

Al día siguiente, Emre cita a Leyla en su despacho, que sigue adelante con sus planes de boda. Divit le comunica la marcha de su hermano y le ruega que no se vaya ella también. “Te necesito para que esta empresa siga en pie y no voy a renunciar a tenerte a mi lado, aunque sea como compañera en la oficina”, afirma. Sin embargo, la asistente le asegura que debió marcharse hace mucho tiempo y es algo que no descarta que ocurra en un futuro próximo: “Todavía no sé cuándo, pero mi destino no está entre estas cuatro paredes y menos cerca de usted. Lo siento de verdad”. En ese momento, aparece Osman en el recibidor y los interrumpe.

Publicidad - Sigue leyendo debajo