“Se acabó, Sanem” en ‘Erkenci Kus’

El fotógrafo pone punto final a su relación por la desconfianza de ella. Divinity. Del 22 al 26 de julio. 18.15h

Pajaro soñador
Ay Yapim

Mebkive sigue muy dolida tras descubrir que su hija mayor se casó en secreto. Una tarde habla con Nihat y le propone una solución: “Yo no puedo vivir sabiendo que no he visto a mi pequeña desfilar con su vestido blanco hacia su gran amor. Por eso, he decidido que hagamos otra boda, que se convierta en marido y mujer delante de nosotros”. El tendero acepta de inmediato.

Horas después, reúnen en su humilde casa la pareja y , por supuesto, la señora Huma. Esta también está de acuerdo con la idea de su consuegra, pero le advierte que la celebración del matrimonio se hará a su modo: “No vamos a negar que nuestra familia tiene más clases y sabe organizar mejor este tipo de eventos. Además, si queremos invitar a la prensa, debe realizarse en un lugar amplio, Quizá un bonito restaurante”.

Viendo que su enlace podría suponen nuevos problemas entre sus respectivas madres, los novios aseguran que ellos se encargaran de todo.

Yigit se enfrenta a Can y termina en el hospital

Pasan los días y Leyla y Emre vuelven a darse el ‘Sí, quiero’, esta vez bajo la atenta mirada de todos sus seres queridos. “Eres lo más importante para mí, me cambiaste por completo y por eso te amo con locura. Si no hubieras aparecido, no sé que habría sido de mi”, confiesa él.

Por otro lado, Can y Sanem vuelven a discutir cuando él se entera de que escribirá un libro con su jefe. Los celos se apoderan de él, ya que su chica pasará más tiempo cerca del hombre que tanto odia. Ella, en un acto de confianza, le entrega su diario y le dice que el ejemplar que publicará estará basado en todo lo que hizo antes de que estuvieran juntos: “Quiero que lo leas”.

Pasado un tiempo, Can Divit se encuentra en su cabaña. Hasta ahí se acerca Yigit y para provocarle tira el manuscrito de la redactora al fuego. El empresario enfurece y le golpea tan fuerte que cae al suelo justo cuando su novia aparece en escena. Inconsciente, es trasladado urgentemente al hospital y allí los médicos le dicen que no podrá caminar debido a las heridas causadas en la pelea. Lo que ninguno sospecha es que todo es una mentira para quedarse con Aydin.

En la clínica, Can le pide a su pareja que le crea: “Todo fue un accidente”. Sin embargo, ella ya no tiene fe en él. El fotógrafo, consciente de que ha perdido a su amada, se marcha: “Se acabó, Sanem. A partir de ahora tomaremos caminos separados”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo