A vueltas con la justicia en ‘Erkenci kus’

Deren y Deniz son detenidas por culpa de Yigit. Divinity. Del 2 al 6 de septiembre. 18.30h

Erkenci Kus

Yigit no soporta los desprecios de Sanem, por eso decide vengarse de ella dándole donde más le duele: sus amigos. Una mañana visita una tienda de cosméticos en la que se venden los productos que la chica fabrica con sus compañeros. Allí habla con el propietario y le confiesa que las cremas se producen en una finca sin los permisos necesarios y le aconseja que ponga una denuncia. El comerciante le hace caso y a los pocos minutos una patrulla de policía se lleva detenidos a Muzzafer, Deniz, Ceycey y Deren. “Esto es una injusticia ¡No me vuelvan a tocar, malditos!”, grita esta última.

Horas más tarde, Bulut, que resulta ser abogado, llega a la prisión donde se encuentran los presos y libera a todos menos a Deren para darle una lección: “No puedes ir por la vida con esa altanería, te quedarás aquí un ratito más”.

Can se lleva a Sanem a navegar en su barco

En otra parte de la ciudad, Leyla está muy relajada después de que sus padres descubrieran que su esposo no tenía empleo. “Estaba cansada de mentir”, asegura a Emre, quien esa misma mañana tiene una entrevista de trabajo. Sin embargo, sus esperanzas se desmoronan cuando el jefe de la compañía le comunica que está sobrecualificado para el puesto: “Busca algo que se adapte más a ti”. El hombre se siente desolado, ya que no quiere vivir más de la caridad de sus suegros. Su mujer, al enterarse, lo apoya.

Lejos de allí, Sanem intenta impedir que Can se marche de Estambul y se sube a su barco cuando está a punto de zarpar: “Ya te fuiste una vez sin despedirte y no voy a permitirte que lo hagas otra vez”. Luego le pide que detenga el yate, pero él se niega: “Mejor demos un paseo”. El fotógrafo quiere pasar un tiempo con su exnovia y así acercarse a ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo