Kika pisa fuerte

Mauricio conoce a una bella mujer que lo persigue hasta México. Nova. Del 4 al 8 de junio. 18.15h

Dulce, arrepentida por haber llevado a su hija con ella a un hotel, le deja un mensaje en el contestador pidiéndole que regrese con su padre. La joven, herida, vuelve a su casa.

Quien tampoco está pasando por su mejor momento es Renée. Justo cuando Lupe llega con sus cosas para instalarse en su casa, la muchacha, en un arranque de sinceridad, rompe con él: “Lo siento, no te quiero”. La noticia no es bien recibida y el hombre comienza a zarandearla, pero gracias a la intervención de Mauricio la situación se calma.

Lejos de allí, Pablo comenta a Nerón lo difícil que es ser inmigrante: “Lo único que quiero es ir a buscar a mis padres a Estados Unidos. No me importa tardar muchos años”. En ese momento, entra Flor y anuncia a su novio lo que ella cree que es una buena noticia: “Me han ofrecido posar desnuda para unas fotos a cambio de mucho dinero. Pero te juro que el resultado será precioso”.

Por otro lado, Vero se muestra muy feliz en la empresa, ya que han decidido ascenderla. Muy ilusionada, se dirige al nuevo trabajo de Toño para contárselo y ve a su marido desilusionado. Anifer pregunta a su maestra qué es una familia Mauricio, cada día más agradecido por la ayuda que Renée le presta con Anifer, decide pagarle una beca para estudiar en Maryland.

Horas después, viaja a la Feria del Juguete de Miami, donde se encuentra con Kika, que no duda en acercarse a él.

Renée, que se ha trasladado a casa del empresario para cuidar de su hija, alquila su piso a un matrimonio, Rodrigo y Rafael, y su dulce perrita. La pareja homosexual no es bien recibida por Turrubiales, aunque el resto del barrio los acoge con gran cariño.

Al día siguiente, Anifer pregunta en la escuela si las personas del mismo sexo o los padres solos con sus hijos son considerados una familia y se sorprende cuando la profesora le contesta que no de manera tajante.

Por su parte, Jorge, que ha recibido un mensaje de Yuriria, viaja a Tijuana para verla. Allí descubre que está gravemente enferma y el hombre, muy afectado, le confiesa su amor: “Siempre fuiste la mujer de mi vida, te amo y te juro que nunca te olvidaré”. Además, le dice que se arrepiente de haberse casado con Dulce. “Fue un gran error, a pesar de la fantástica familia que tuve, no debí hacerlo”, confiesa visiblemente emocionado. Acto seguido, comunica a los hijos de ella que es su padre: “Si vuestra madre llega a faltar algún día, os prometo que jamás estaréis solos, siempre contaréis conmigo para todo”.

Renée, celosa tras ver a Mauricio besar a Kika De nuevo en el barrio, los nuevos vecinos viven unos momentos de angustia, ya que, tras regalar la perrita a los hijos de Toño, esta se escapa: “La tengo desde que soy pequeño, por favor, que alguien la encuentre ya”.

Viendo la desesperación de Rafa, todo el mundo se vuelva en la búsqueda de la mascota. Días después, Kika aparece por sorpresa en Logatoys en busca de Mau. El empresario miente a la mujer haciéndole creer que sigue siendo rico y pasan una agradable velada. Sin embargo, la farsa dura poco y la joven descubre toda la verdad. A pesar del engaño, decide apostar por la relación: “No me importa que seas pobre”. Ambos se besan apasionadamente sin saber que Renée los observa muy celosa.

Mientras, Vero, asustada por la situación en la que se encuentra su marido, está dispuesta a hablar con su jefe para que su marido ocupe el puesto que ha quedado vacante. Sin embargo, Toño, que no soporta que su esposa sea su jefa, decide renunciar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo