Andrés Zuno: “Los prejuicios no dejan ver la realidad”

La trama gay de su personaje en la novela revolucionó México pues, según el actor, la audiencia no estaba preparada.

Andrés Zuno habla orgulloso de su paso por Papá a toda madre y tiene motivos para ello pues, junto a Raúl Coronado, ha dado vida al primer matrimonio gay de una telenovela mexicana. “Ha sido un reto personal y profesional”, reconoce cuando nos atiende sincero y sin prisas.

Has sentido responsabilidad al representar al colectivo LGTB.

Sí, porque por primera vez, después de 60 años que llevan las telenovelas en México, se cuenta una historia de esta naturaleza. Yo agradezco que este proyecto llegase a mis manos.

¿Por qué se apostó por una pareja protagonista homosexual?

La propia evolución de la sociedad nos alcanzó y casi estábamos obligados a tocar el tema. ¡Ya vale de estar con los ojos cerrados y negando esto! Muchas veces los prejuicios no dejan ver la realidad y eso tiene que acabar.

¿Hubo voces en contra?

Antes de que saliéramos, bastantes, pero al final lo único que consiguieron fue darnos más publicidad. Una vez nos vieron, se abrió un debate y las reacciones han sido positivas.

¿Por qué crees que se produjo ese cambio tan repentino?

Porque Rafa y Rodrigo son dos personajes bondadosos, virtuosos y con valores bien establecidos respecto al tema de la paternidad, y en ningún caso están definidos por su sexualidad.

¿Qué piensas cuando te preguntan en las entrevistas si eres gay?

Me choca que la gente no sepa distinguir entre realidad y ficción. Y me resulta curioso porque a lo largo de mi carrera he hecho de alcohólico, maltratador, transexual… y nadie me preguntaba si lo era.

¿Qué opinión tienes de la adopción y de la gestación subrogada?

Gracias a Papá a toda madre he conocido mucho mejor el tema y ha cambiado mi percepción. Ahora no solo estoy a favor, sino que me parece un derecho natural de cualquier persona o pareja que desee tener hijos.

¿Tienes ganas de tenerlos tú?

Muchas. Soy hijo único y mi padre falleció cuando yo tenía 5 años y eso ha marcado mi vida. Me gustaría ser un padre joven para hacer mil cosas con los niños. Pero tienen que darse las circunstancias adecuadas, la paternidad debe ser un decisión altruista y no para satisfacer un deseo propio y egoísta.

Además de actuar, has escrito una novela y la has llevado al teatro.

Sí, se titula Los hijos también lloran. Siempre he sentido la necesidad de escribir y me salió una historia autobiográfica sobre cómo la muerte de mi padre marcó mi destino. La representamos durante trece semanas en México, fue un éxito y me siento muy afortunado de sacar adelante un proyecto tan personal.

¿Vas a seguir con esta faceta?

Pues no lo sé. Ahora me resulta complicado ponerme con otra novela. Pero esto no se puede prever, cualquier artista espera a que le llegue la inspiración.

¿Tienes otros proyectos?

De momento, continuaré con la obra de teatro unos meses más y, además, la estoy adaptando al cine. También está cocinándose algo de televisión y me encantaría probar suerte en el extranjero. España, por ejemplo, es un país que siempre me ha atraído mucho; es más, me declaro fan de las producciones españolas, aunque también he trabajado en Estados Unidos. La vida del actor es errante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo