La valentía de Flor

Nerón y su esposa descubren que está padece leucemia y juran luchar contra esta enfermedad.

La situación entre Vero y Toño sigue sin solucionarse. Esperanza, en un intento de arreglarla, habla con su nuera, pero esta le dice que no intervenga: “Ya no sé si lo amo. Por favor, evita hacer comentarios que puedan perjudicarnos”. Acto seguido, se encuentra con sus hijos y abandona el apartamento.

Lejos de allí, Mauricio recibe una noticia de parte de Jorge: María ha salido de la cárcel. Asombrado, pide al abogado que lo mantenga al tanto de todos sus movimientos, pues teme que vaya a su casa. Esa misma noche, la mujer se reúne con López-Garza y le suplica que le deje ver a Anifer. Ambas se funden en un emotivo abrazo: “Mami, no vuelvas a irte de mi lado, te eché muchísimo de menos. Aunque mi papi es el mejor del mundo y lo quiero mucho”.

Al día siguiente, Turrubiates intenta charlar con Lili para arreglar sus desavenencias, pero la chica lo sorprende al comunicarle ue está embaraza. Asustada, la joven habla con Kika y le pide que la acompañe a una clínica para abortar, sin embargo, cambia de opinión cuando Pablo aparece en el último momento. “Daré al niño en adopción en cuanto nazca,. Esa es mi decisión y punto final”, asegura.

Los problemas de salud siguen presentes en la familia Machuca, pero esta vez es Nerón quien está preocupado por su esposa, que se encuentra muy débil y solo quiere dormir. El hombre le exige que se haga unos análisis y, al recoger los resultados, descubren que padece leucemia. Flor Ivonne se muestra optimista, incluso cuando comienza con su tratamiento de quimioterapia y así se lo hace saber a su marido: “Vamos a salir adelante juntos, como siempre hemos hecho”. Aunque, después, se recluye en su habitación llora desconsoladamente mientras coge a Milady.

Por otro lado, Rafa y Rodrigo discuten nuevamente sobre la posibilidad de tener un hijo. El agente le comenta sus dudas acerca de concebir un niño biológico: “Es muy complicado, uizá sea mejor que adoptemos y nos olvidemos de este asunto”. El veterinario, que no puede creer lo que escucha, le recrimina su actitud: “¿Sabes cuál es tu problema? Que no estás seguro de esta relación y no quieres comprometerte. Mi familia ya me lo advirtió”.

Mientras, Mau, nervioso debido a la actitud de la madre de su hija, habla con ella sobre la pequeña. “¿Qué es lo que quieres? Dime la verdad. Sé sincera conmigo, te lo suplico”, le dice. “Voy a llevarme a la niña, es mi deber y mi deseo”, replica ella decidida.

Renée, que ha escuchado la conversación, intercede por su amado: “Él la adora, y para Ani puede ser muy duro separarse de nosotros de repente. Quédate en nuestra casa durante un tiempo”. La expresidiaria accede.

Publicidad - Sigue leyendo debajo