¿Una familia feliz?

Julia se emociona al ver a Eladio abrazar a David y pedirle que regrese a casa. Del lunes 11 al viernes 15 de enero. Nova. 21.00 h

Eladio se muere de celos cuando ve a su esposa hablando con Arturo y la besa delante de su enemigo. Luego, en casa, entra en cólera y ella, asustada, intenta encerrarse en una habitación. “¿Vas a violarme como en la boda?”, pregunta asustada. Fuera de sí, el empresario vuelve a atacarla donde más le duele: “Que hiciéramos el amor esa noche sirvió para justificar tu embarazo. ¿Tengo que recordarte que David no es hijo mío?”. Una vez más, responde planteándole que se haga una prueba de paternidad, que él considera “una humillación”.

Lejos de ahí, Regina cuenta a Arturo el motivo por el cual ha cancelado su boda: “Sorprendí a Joshua y a Daniela besándose”. Aun así, no desea ningún mal a su exnovio y pide a David que olvide el accidente: “Tranquila, no lo denunciaré”. Mas tarde, Eladio lo obliga a ir a comisaría.

Para su desesperación, Consuelo se entera de que no está embarazada y se lamenta por la falta de tacto de Erick, que la culpa de no darle descendencia. Cuando Miguel escucha su llanto se acerca a consolarla: “Ignora lo que te diga. Igual el problema lo tiene él”.

Arrepentido, David retira los cargos a Joshua pero su padre lo enfrenta y le da una bofetada: “¡Qué sea la última vez que me desobedeces! Sal de mi casa.”. Esta es la gota que colma el vaso y Julia exige el divorcio, situación que el empresario no puede permitirse pues su vida social se vería seriamente afectada. “Dame una oportunidad. Te juro que voy a cambiar y lograré que me perdone”, dice sumiso.

Por su parte, Franco trata de seducir a Gabriela, la sobrina de Julia, y la besa. “Antes de empezar una relación deberías hablar con mis tíos”, insiste la chica.

Julia se desconcierta cuando Eladio le lleva el desayuno a la cama. Pero lo que más ilusiona a la mujer es escuchar cómo llama a David para pedirle que regrese. Por un momento, piensa que podrían ser una familia feliz.

Mientras, Consuelo recibe la propuesta de Montserrat de volver a desfilar en lencería, pero Erick no se lo permite.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Pasión y poder