Eladio y Julia se divorcian

Gómez Luna deja libre a su esposa para que pueda ser feliz con Arturo. Nova. Del 25 al 29 de abril. 21.15 h

Después de encontrarse a Arturo de visita en su casa, David recomienda a Eladio que rehaga su vida: “Yo sé que amas a mi mamá, pero ella ya eligió a quien quiere en su vida y no eres tú. Es momento de que aceptes que la perdiste y la olvides”.

Siguiendo el consejo de su hijo, el empresario llama a Rueda y le pide que inicie los trámites de divorcio. “Ya no quiero seguir reteniéndote a la fuerza. Por fin vas a poder ser feliz con Arturo”, dice a Julia, que siente un cúmulo de emociones al recibir la noticia y no puede contener el llanto.

Quien también pronto será libre es Montenegro, ya que finalmente ha aceptado dejarle la casa familiar a Nina y sus hijos. “¿Tanto amas a Julia como para renunciar a todo por ella?”, pregunta dolida su todavía esposa.

Marintia se presenta en la oficina y convence a Marcos de que sea su socio: “Quiero que desvíes dinero a una empresa que voy a crear. Con eso vamos a comprar en secreto acciones de Gómez Luna y así vamos a poder arrebatarle la presidencia a Eladio”. Ajeno a esto, el empresario solo piensa en Julia y se muestra muy decaído. “La amo tanto que si me lo pidiese le daría todo. A pesar de mi dinero y poder, sin ella no soy nadie. Solo un hombre miserable…”, se sincera con su hijo.

Entre tanto, Daniela encara a Regina para que no se entrometa en su relación: “No supiste luchar por lo que querías así que ahora no te hagas la víctima. Ocúpate de ser feliz con Jorge, que yo haré que David te olvide”. Luego, busca a Julia y le pide perdón por su comportamiento: “Amo a su hijo y me gustaría que empezáramos a tratarnos”.

Preocupada por no quedarse en estado, Gabriela acude a realizarse unos estudios médicos y recibe la peor de las noticias: “No puede tener hijos. Es estéril”.

Julia y Eladio deciden separarse de mutuo acuerdo y el licenciado Rueda les prepara los papeles en un par de días. “Mi amor por ti será eterno”, asegura él a su exesposa tras firmar el divorcio. Arturo, por su parte, tiende una trampa a Ángeles, su secretaría, para confirmar que filtra información a las empresas Gómez Luna y la despide. Poco después, recibe la visita de su rival para advertirle que acabará con él. Lejos de acobardarse, Montenegro se burla de él y recibe un puñetazo: “¡El que lo está perdiendo todo eres tú! Yo le revelé a Julia que eras el padre de Franco”.

Lee el resumen completo en la revista Telenovela, cada lunes en tu quiosco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Pasión y poder