Samantha se cuela en Grupo Impero

La mujer consigue trabajo en la empresa con la intención de vengarse de Juan Carlos. Nova. Del 26 de febrero al 2 de marzo. 18.00h

Para la lectura del testamento de Antonia, Modesto cita a Adriano, Plutarco y Eva y todos se quedan perplejos al saber que dejó a esta última el veinte por ciento de sus acciones.

Con ayuda de Mimí, Jaramillo prepara los documentos necesarios para evitar que descubran su verdadera identidad y así poder hacer efectiva la herencia. “Engañaste a mi mujer. ¡Voy a desenmascararte!”, grita furioso Ramos al ver que su plan de hacerse con el control de Grupo Imperio se ha truncado. Reyes, por el contrario, le muestra su apoyo pues cree que fue la única persona que hizo feliz a su difunta hermana.

Ante la insistencia de Helena, Silvia no tiene más remedio que admitir que hace años sufrió un aborto a causa de una paliza que le propinó Eduardo. “Para que no tuviera problemas con las autoridades mentí asegurando que me caí por las escaleras”, recuerda llorando. Aun así, se niega a abandonar a su esposo y suplica a su hija que deje las cosas como están.

Al ver que en la factura de Kevin hay multitud de llamadas a un número desconocido, Marcela se preocupa pero el niño asegura que es su profesor de orientación vocacional. Sin embargo, cuando Noriega va a la escuela para pedir una cita con él se da cuenta de que su hijo le ha mentido. “Todas las tardes antes de ir a casa queda con un amigo”, revela Jennifer.

En un arrebato, Plutarco se declara a Helena, pero ella no lo toma en serio y le dice que está confundido por la muerte de Antonia. Rebeca ve la escena y, celosa, decide terminar su relación con Ramos. Poco después, se arrepiente y le da un apasionado beso en su oficina. “Quiero que nos casemos”, afirma ella y él le pide que tenga paciencia.

Los Contreras van a la dirección que les indicaron y cuando Braulio abre la puerta, Fernando lo golpea sin mediar palabra. “Es mi maestro de música”, informa Kevin para estupor de sus padres. En Grupo Imperio, Samantha irrumpe en el despacho de Plutarco y tienen una fuerte discusión. “No voy a permitir que me chantajees más. Ya te di mucho dinero”, afirma él.

Por casualidad, Eva se cruza con la mujer y le ofrece ser su asistente al saber que está buscando trabajo. Esa misma noche, Vero, Cindy y Jaqueline salen con Jaramillo a celebrar que ya es accionista y esta se da cuenta de que uno de los bailarines es la persona que se hizo pasar por Maximiliano Montes. “Se llama Gino”, comenta uno de sus compañeros. Su sorpresa es mayor cuando a la salida lo ve besar a Samantha. “Detrás de todo esto debe estar Plutarco”, piensa Juan Carlos.

Patricia ultima los preparativos de su boda y carga todos los gastos a la cuenta de Santiago. También, le pide más dinero para hacer una reforma en el apartamento donde vivirán juntos. Eva organiza una reunión de mujeres para saber si Helena está interesada en Plutarco. Entre ellas está Samantha que, en un momento dado, confiesa que le guarda gran rencor a Juan Carlos porque abortó un hijo suyo.

Pasados unos días, la mujer desaparece sin dejar rastro y Plutarco respira aliviado. Cuando Helena está a punto de llevarse a Lalito a vivir con ella, Mario reaparece y asegura que quiere conocer a su hijo. Pese a la oposición de Eduardo, Moreno quiere que sea el niño quien decida. Este, ilusionado, acepta ir a la feria. Plutarco los acompaña.

Para reavivar su matrimonio, Marcela se dispone a preparar una apasionada velada. Se viste muy sexy, llena la casa de velas y sale a poner pétalos de rosas en la puerta con tan mala suerte de que se cierra y no tiene llave. En ese momento, pasa una patrulla de policía y al creer que es una prostituta se la llevan detenida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo