La sospecha

Rebeca está convencida de que Juan Carlos y Eva son la misma persona y pretende demostrarlo. Nova. Del 19 al 23 de marzo. 18.15h

Plutarco presiona a una incómoda Helena para tener intimidad e, incluso, llama al hotel en el que se hospeda y pide que le organicen una velada romántica. “Tu inseguridad se debe a que sigues pensando en Juan Carlos”, comenta Lucía a su amiga, pero ella lo niega. Rebeca no tarda en enterarse de sus planes y se presenta en el hotel con la excusa de que el propio Ramos la ha mandado a supervisar los preparativos de la cena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Una vez en la habitación, saca de su bolso una jeringa con veneno y la inyecta en una botella de vino, pero cuando se dispone a salir se cruza con Onésimo. “Pensé que Plutarco estaba aquí y vine a suplicarle que volviera conmigo”, finge ella. No obstante, Garza no la cree y le advierte que tenga cuidado con lo que hace.

Adriano invita a salir a Eva y ella aprovecha para tratar de sonsacarle información sobre el fraude que le atribuyen a Juan Carlos. “Este no es el lugar adecuado”, afirma él antes de pedirle un beso como prueba de su amor. Ofendida, la mujer se va diciendo que fue educada a la antigua. Esa noche, se entera de que Plutarco está haciendo obras en su casa y con Mimí planea entrar a buscar documentos comprometedores. No consiguen nada ya que el empresario ha cambiado de lugar la caja fuerte.

Ajeno a esto, el hombre disfruta de su velada con Helena y sirve dos copas de champán, pero ella le pide mejor una de vino. Brindan, bailan, se besan apasionadamente y cuando se dirigen hacia la cama, la mujer se siente indispuesta y se desmaya. De inmediato, es trasladada al hospital y el doctor les comunica que sufrió una intoxicación por lo que le hicieron un lavado de estómago. No es la única noticia: “Hallamos un tumor en su ovario izquierdo. Afortunadamente es benigno, pero hay que operarla”.

Silvia no se separa de su lado y Eduardo, dejando a un lado sus diferencias, también la visita. Fernando se siente humillado por Marcela Por fin, Lucía logra acercarse a Renato y se besan. “Eres muy linda y simpática, pero no quiero romances. Tengo otras prioridades”, dice para desilusión de la chica. Nada más enterarse del estado de Helena, Juan Carlos se presenta en el hospital y aprovechando que está adormilada le dice que fingió su muerte, que la quiere y le desea una pronta recuperación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando despierta, la mujer se inunda en lágrimas al ver a su amado y le suplica que no la abandone nunca más. “No puedes decirle a nadie que estoy
vivo”, afirma él antes de besarla. A su regreso a casa, Caballero le cuenta a Mimí lo sucedido y que está dispuesto a decir quién es Eva. “¡Estás loco! Antes debes conseguir pruebas de tu inocencia”, lo persuade ella. Helena, por su parte, se sincera con su madre, pero esta cree que está delirando por los efectos de la anestesia.

Con el pretexto de ser periodista, Rebeca contacta con Chepina para hacer una entrevista a Eugenia. Una vez en el psiquiátrico oye a esta decir al médico que Juan Carlos se hace pasar por Eva y se queda impactada.

Desde el ascenso de Marcela, las peleas en casa de los Contreras son continuas. De hecho, empeora cuando la mujer regala a Fernando un coche delante de sus compañeros de trabajo. “Solo quieres humillarme”, le reprocha él. Cerca de allí, Daniel propone a Jennifer pasar un fin de semana en Itxapa.

Después de que Renato recomiende analizar la propuesta de otras constructoras, Plutarco debe revelar a Onésimo que él es el dueño de Fidsa: “Está a nombre de otros para desviar el dinero”. Rebeca tiene presentes las palabras de Eugenia y las cree al ver que Eva se pone nerviosa cada vez que intentan tocarla o cambiarla de ropa. Además, recuerda que la oyó silbar igual que Juan Carlos y que ambos sufren gastritis.

Sin dudar, busca a la secretaria en la pensión y la enfrenta: “Eres Juan Carlos Caballero y no una mujer”. Con risa nerviosa, ella lo niega y más tarde, se ve obligada a pedir ayuda a Mimí cuando Adriano, muy borracho, se le insinúa y le pide que se casen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo