La reconciliación

Kerim llega al aeropuerto antes de que su padre tome el vuelo a Australia y, con los ojos inundados de lágrimas, se compromete a empezar de cero. Luego, ambos se funden en un sentido abrazo. Del 2 al 6 de abril.

A última hora, Leman decide testificar a favor de Fatmagül y Resat ordena a Mustafá que haga todo lo necesario para a evitarlo. Sin embargo, resulta contraproducente ya que Perihan resulta malherida pues va en el coche con los Namli en el momento del ‘accidente’.

Entre tanto, en Izmir da comienzo el juicio pese a los intentos de Münir por posponerlo. Mukaddes y Meltem son las primera en dar su testimonio y lo hacen a favor de Fatmagül. La defensa de los Yasaran alega que todo lo dicho es mentira y el juez decide no dictar sentencia ante la ausencia de una parte de los testigos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Perihan y Leman son operadas y evolucionan favorablemente mientras Semsi no supera los daños y muere. La prensa sigue muy de cerca todo el proceso y mantiene vigilada las veinticuatro horas la casa de atmagül. De hecho, aparece un artículo en su contra junto con unas fotos abrazada a Kerim y la joven llora desconsolada. Esta presión también pasa factura a Meltem. “Lo siento pero no puedo seguir ayudándote. Estoy cansada de dar explicaciones a todos. Te deseo lo mejor y sé que lograrás hacer justicia”, le comunica.

Halide comienza a preocuparse por Asu Mustafá logra dar con el refugio de Asu y la encara: “¿Por qué me abandonaste y escribiste esa carta?”. Ella le implora que no le haga daño y le dice que su intención era protegerlo de la familia Yasarán. “Por favor, regresa conmigo a casa. Quiero ser feliz con nuestro bebé. Te amo”, asegura él afable y su mujer acepta.

En el aeropuerto, Deniz y Fahrettin están a punto de coger su vuelo de regreso a Australia cuando llega Kerim. Mientras a ella le da un tierno beso a él lo llama por primera vez “papá”. “Esta vez no es un adiós sino un nuevo comienzo. Aún tengo heridas abiertas de mi infancia, pero sé que el tiempo todo lo cura”, asegura con los ojos inundados de lágrimas y ambos se funden en un emotivo abrazo. Erdogan pierde el control y comienza a romper el mobiliario de su casa a la vez que grita contra Fatmagül: “¡Desgraciada! Que todas las maldiciones caigan sobre ti y sobre Kerim. Sí, lo hice ¿y qué? Estoy dispuesto a pagar”.

Por su parte, Resat celebra que Leman haya perdido la razón. “Una menos. Este caso lo tenemos ganado”, comenta a Münir. No satisfecho con esto, da na polémica conferencia y la prensa comienza a acosar a una Ketenci cada vez más demacrada. Preocupado por su esposa, Kerim decide alejarla de la polémica y se instalan en la cabaña que perteneció a Fahrettin. Al anochecer, ambos se sientan junto a una fogata y se besan después de una agradable conversación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Asu siente gran malestar a causa de las náuseas y, para su sorpresa, Halide la cuida. Además, le brinda su apoyo cuando se publica un controvertido artículo hablando sobre su pasado. No imagina que ha sido Mukaddes la encargada de filtrarlo. La salud de Perihan comienza a mejorar y no tarda en advertirle a su marido Resat que hablará frente al juez. Lo mismo trata de conseguir Kadir con Yadigar, pero ella se niega pues está bajo la amenaza de su jefe.

Lejos de allí, Mustafá chantajea a Resat con mostrar una cinta con una declaración de Yasemin si no le entrega su pasaporte. Sin embargo, el empresario aparece con la mujer y lo deja en ridículo. “Recuerda que todo lo que eres es gracias a nosotros”, le advierte antes de que se vaya. Furioso, Nalcali lo paga con Asu.

Publicidad - Sigue leyendo debajo