La familia crece

El parto de Adela se adelanta y el nacimiento de la pequeña Eugenia llena de felicidad a las Silva. La 1. Del lunes 16 al viernes 20 de mayo. 16.30 h.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Amenazadas!

La recepción de seis cartas con una página arrancada de la Biblia señala a las hermanas Silva como las siguientes víctimas del asesino del Talión. El pánico general sube un grado cuando descubren que las páginas han sido arrancadas de unos ejemplares que, además, pertenecen a su famiia. 

Regreso al hogar

Gabriel vuelve a Madrid convertido en un conde, algo que deja sin palabras a su madre y a Germán. Lo primero que hace el  joven es preguntar por Francisca, demostrando que sigue enamorado de ella.

Diana va con Elisa

En Arganzuela, Celia sufre por haber dejado a Elisa sola en su casa. Como sospechaba, alguien entra y la pequeña de las Silva no tiene más remedio que esconderse. Poco después, y dado los acontecimientos, Diana descubre el lugar en el que está su hermana y a buscarla. “Estamos en peligro y no puedes quedarte sola aquí”, dice.
 

Celia da pistas a Velasco

Todas las Silva están muy afectadas por las cartas, pero Celia no está dispuesta a dejar pasar el caso y denuncia ante el detective Velasco lo sucedido la noche anterior. Sin tener pruebas, se aventura a decir que Clemente es el responsable y convence al joven para que investigue en esa dirección.

Enemigos íntimos

La maldad de don Luis no tiene límites y ataca a todos. A la que hunde la vida es a Beatriz, a la que deja claro que es poca mujer para él. Luego, cuando se entera de que Gabriel ha vuelto, se encuentra con él frente a frente y le cuenta que Francisca espera un hijo: “Ni se te ocurra acercarte a ella. Es mi esposa”.

Adela da a luz

Afectada por las amenazas que han recibido del asesino del Talión, a Adela se le adelanta el parto. El miedo se apodera de las hermanas, pero la mayor de las Silva da a luz una preciosa niña a la que llaman Eugenia. Celia, muy ilusionada con la llegada de su sobrina, promete ser su maestra.

Felicidad empañada

Todos celebran el nacimiento de un nuevo miembro de la familia Silva, pero la felicidad se ve empañada cuando Blanca descubre que Cristóbal le ha mentido sobre el lugar donde estuvo la noche anterior y con quién. Aun así, prefiere no decir nada delante del resto.
 

Llegan refuerzos

Adela y Germán disfrutan su reciente paternidad cuando reciben la visita de la tía Adolfina, que ha llegado para revolucionar la casa. Pero el hecho más grave es que, a pocos días del nacimiento, las Silva reciben un muñeco decapitado… Con horror, Germán y Carolina están convencidos de que ha sido Carolina. Por su puesto, Germán le advierte que si les hace daño, la matará.

Ya instalada en la casa, la tía Adolfina ayudar en los cuidados de Eugenia y es tentada por Antonia y Germán para invertir sus ahorros con don Wenceslao.

Demasiados sospechosos

Aunque cada uno tiene su propia teoría sobre quién es el asesino del Talión, Velasco se acerca a todos los que viven o han pasado por casa de las Silva para interrogarlos, entre ellos don Luis y Beatriz, que se molestan.

Una nueva misión para Diana

Por otra parte, Diana ha bordado la misión que le encargó Brian Green y este le felicita. Sin dudarlo, le manda otro encargo, asegurando que la compensará. Sin embargo, esta vez la joven cree que está poniendo el negocio en peligro y pide tiempo.

 

Lee el resumen completo en la revista Telenoevela, cada lunes en tu quiosco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Seis hermanas