Un regreso incómodo

Cristóbal aparece justo cuando más unidos están Blanca y Rodolfo. La 1. Del 29 de agosto al 2 de septiembre. 18.35 h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
“¿Por qué la defiendes?”

Después de las continuas amenazas de Marina, Aurora decide mentir a Velasco y proporcionarle una coartada, lo que molesta mucho a Celia que recrimina a la enfermera su actitud.

Contra los deseos de Diana

Mientras, en la fábrica, Diana pone el grito en el cielo cuando don Luis acude a pedirle trabajo. “No me importa que esté en una situación desesperada”, zanja ella. Sin embargo, don Ricardo no opina igual y lo contrata como administrador.

Atónita

Para colmo, la Silva descubre que Salvador quiere vender su parte del negocio para comprar unas bodegas e irse de Madrid.

Reacción ante las críticas

Blanca y Rodolfo se plantean si después de aparecer en la prensa unas insultantes viñetas sobre Loygorri deberían cancelar la velada que han organizado con el fin de limpiar su imagen.

Expulsada por ser de color

En la Villa de París, Camino sigue siendo tratada de manera burlesca por su color de piel y las ventas son inexistentes, por lo que Antonia decide despedirla. Al saberlo, Adela tiene un fuerte enfrentamiento con su socia.

Temor por el qué dirán

Una vez más, Gabriel y Velasco salen a divertirse juntos y el inspector se anima a declararle su amor. Gutiérrez, que había olvidado por la borrachera el beso que se dieron, lo zarandea y lo amenaza violentamente para que mantenga la boca cerrada.

Desconfianza

Las sospechas de Rosalía sobre las verdaderas intenciones de Soledad se incrementan al ser testigo de su extraño encuentro con un hombre.

La llamada de Dios

Tras estar a punto de perder la vida, Elisa da un cambio radical y muestra su vena mística. Ricardo, sorprendido, pide a Celia que la haga entrar en razón, más aún después de perdonar a Marina sus crímenes.

Cristóbal vuelve

Blanca y Rodolfo reciben a Churchill en Madrid y son los perfectos anfitriones, lo que propicia que estén más unidos que nunca. Sin embargo, su felicidad dura poco ya que esa misma noche tiene lugar el inesperado regreso de Cristóbal.

Una sirvienta poco fiable

En busca de un futuro mejor, Elpidia, la prima de Antonia, deja el pueblo y se presenta en el Ambigú. Encontrará la oportunidad de trabajar en casa de las Silva, donde Rosalía busca criada para cubrir la ausencia de Merceditas, pero es descartada debido a su carácter indiscreto.

“No estropees nuestra unión”

El inesperado regreso de Cristóbal incomoda a Rodolfo y decide citarle para conversar.  “Blanca y yo nos hemos dado una nueva oportunidad. Espero que sepas respetar nuestra felicidad”, afirma el mayor de los Loygorri.

Secretos

En cambio, oculta a su hermano que su madre lo nombró heredero universal antes de morir. Por si no fuera suficiente, es incapaz de conseguir información para los alemanes durante un paseo con el rey y Churchill por Madrid.

Desconcertadas con su hermana

Elisa sigue adelante con sus planes de convertirse en monja, lo que genera críticas y desconcierto en sus hermanas y en su padre, que no acaban de creerse que vaya a dar tal giro a su vida.

La condena de Marina se complica

Celia y Velasco, por su parte,  dudan de poder conseguir un veredicto que condene a Marina después de que Elisa y Aurora modificaran sus testimonios.

“Tu exmujer está presa”

Ajena a esto, la propia Aurora es la encargada de contarle a Cristóbal que su exmujer está en prisión por los crímenes del Talión.

Los miedos de Diana

Diana teme que don Luis se haga con más poder del que le corresponde en la fábrica mientras que Salvador se ausenta sin decirle que investiga nuevas vías de negocio e incrementa su complicidad con Soledad.

Lee el resumen completo en la revista Telenovela, cada lunes en tu quiosco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Seis hermanas