‘Servir y proteger’ calienta motores

El hueco que dejará a final de mes ‘Seis hermanas’ lo ocuparán los actores Andrea del Río, Luisa Martín, Nicolás Coronado y Elisa Mouliaá, convertidos en agentes de una comisaría madrileña.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es una reto arriesgado, pero La 1 está dispuesta a conseguir el liderazgo de la franja de sobremesa con Servir y proteger, la primera novela española de género policíaco.

“El desafío es romper moldes con respecto a lo que se emite a esa hora en televisión”, explicó el productor César Benítez en el FesTVal de Primavera, celebrado en Burgos.

Hasta allí viajaron también cuatro de los protagonistas, encabezados por la popular Luisa Martín, que adelantó algunas claves de su personaje.

“Interpreto a la inspectora jefe Claudia Miralles, una mujer responsable que tiene muy clara la línea entre el bien y el mal”.

La historia arranca con la llegada a Distrito Sur de la inspectora recién licenciada Alicia Ocaña, a quien da vida Andrea del Río.

“Es su mi primer destino y la ponen a las órdenes de Miralles, con quien establece una estrecha amistad. Su compañero de patrulla es Rober Batista [Juanjo Ballesta], pero con él 
no se llevará tan bien, al menos al principio”.

Ambientada en una ficticia comisaría de un barrio madrileño, la serie mezclará los casos que se presenten para investigar, tanto a pequeña como a gran escala, con el día a día de los agentes: la convivencia entre ellos, sus problemas familiares y sus relaciones sentimentales.

En un bufete de abogados ejerce Sergio Mayoral, papel con el que Nicolás Coronado debuta en una producción diaria. “Soy un abogado que se verá envuelto en un triángulo amoroso con Rober y Andrea. Mi personaje tiene muchas luces y sombras y, por ejemplo, a la hora de ascender cree que el fin justifica los medios. Es todo un reto para mí”, cuenta.

Además de contar con actores de primera línea, los responsables de Servir y proteger presumen de que tratará temas de máxima actualidad como la violencia de género o el sexismo que sufren las mujeres en el ámbito laboral.

 “Me parece muy interesante que se hable de esto en televisión. El poder de la ficción no es solo plasmar la realidad, sino transformarla”, asegura Elisa Mouliaá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo