Cambio de aires

Salima y Eugenio anuncian 
que se irán a vivir a Guatemala. La1. Del 5 al 9 de febrero. 16.25h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Rober vuelve a tener otro encontronazo con Andrés Somoza quien no olvida la tarde en el calabozo que pasó cuando le arrestó.

Más tarde, se lleva una desagradable sorpresa cuando ve que Jairo ha recibido una paliza y le pide explicaciones. No obstante, su hermano se excusa con mentiras y acepta quedar con el narco colombiano, que le hace una tentadora oferta.

En comisaría, sigue abierta la investigación sobre la red de tráfico de órganos y hay importantes avances. Una de las pistas les lleva al doctor Aniceto Ballester, pues sospechan que está involucrado en la muerte de Katia.

Espe, que vive un gran momento de felicidad al lado de Karim, se empeña en ayudar a María a ligar. Por eso, le crea un perfil en la página Flirting.

La Policía pone en marcha un operativo y, con la ayuda del doctor Ballester, logra desmantelar la red de tráfico de órganos.

No obstante, no todo son buenas noticias ya que Miralles y Lola temen por la vida de Bremón. “No sabemos si superará el ictus”, informan los doctores.

Andrés Somoza, por su parte, no cesa en su intento de que Fernando acepte distribuir su droga en España. Durante una nueva reunión con el empresario, le vuelve a ofrecer el negocio en el que Quintero se niega a entrar.

“Te repito que no me gusta la forma de trabajar que tenéis en los Somoza”, le espeta el dueño de Transportes Quintero.

Como medida de presión, ordena a uno de sus secuaces quemar uno de los camiones de Transportes Quintero.

Sin embargo, consigue el efecto contrario, ya que el empresario se mantiene más firme que nunca en su negativa a hacer negocios con los colombianos.

Por su parte, Martín Díez, desencantado de su oficio como periodista, ha comenzado a escribir una novela donde retrata las vivencias de todos los agentes de la comisaría de Distrito Sur.

Mientras tanto, en La Parra, Salima y Eugenio anuncian ilusionados que se irán a vivir a Guatemala una vez que se hayan dado el “sí, quiero”.

Preocupado al saber los problemas en los que anda metido Jairo, Rober se muestra dispuesto a devolverle el sacrificio que hizo por él hace muchos años.

Entre tanto, Alicia ultima los preparativos de su boda y Marcelino se enfada con un inesperado hallazgo.

No puede creer que su hija tenga dudas sobre si incluir o no a Quintero en la lista de invitados.

“Ese hombre nos ha hecho mucho daño”, asegura él. “¡Pero es mi padre!”, le recuerda ella.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo