La boda de Alicia y Rober

Al aire libre, por lo civil 
y en compañía de sus más íntimos, la pareja se da el tan esperado “sí quiero”.  
El enlace está lleno de sorpresas de última hora. Tanto Miralles como Felisa y Jairo tendrán especial protagonismo. La1. Del 12 al 15 de febrero. 16.15h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Jairo se presenta ante Quintero para explicarle todo lo ocurrido con Andrés Somoza y darle una noticia amarga: dejará de trabajar para él. “Hoy es mi último día”, asegura.

El empresario no tiene más remedio que aceptarlo, aunque lamenta quedarse sin su hombre de confianza ahora que cada vez son más intensas las presiones de los narcos colombianos.

Karim recibe una oferta de Europol (Oficina Europea de Policía) y se debate entre aceptarla o no. Por un lado, es feliz con su vida en Distrito Sur y ha encontrado el amor al lado de Espe, pero por otro, siente que es una buena oportunidad para ascender a nivel profesional y que no puede dejarla escapar.

Después del inesperado beso que se dieron la tarde anterior, Elías y María no saben cómo actuar y tratan de evitarse.

Pero no es el único quebradero para la mujer ya que descubre que alguien entra por las noches en La Parra.

Al conocer la oferta que ha recibido Karim, Espe hace un esfuerzo por disimular su tristeza y lo anima a aceptar el puesto. “¿Cómo vas a rechazar una oportunidad así?”, le dice.

Ya fuera de Transportes Quintero, Jairo se muestra deprimido y Felisa, que no separa de su lado, trata de consolarlo.

Lucy, una vecina que acaba de regresar de Colombia, se pone muy enferma.

Por suerte, Antonio descubre a tiempo que la chica transporta droga en su estómago y le salva la vida.

Eugenio, por su parte, se ilusiona con la idea de un posible reencuentro con Paty.

A tan solo unas horas de su enlace, Batista se despide de sus compañeros de comisaría...

...y Alicia dedica unas emotivas palabras a Marcelino dándole las gracias por apoyarla en todo.

 

Todos acuden al enlace para no perderse el momento más especial de Rober y Alicia.

Miralles mira orgullosa a sus compañeros, feliz de que hayan encontrado la felicidad.

En los jardines que han elegido para unir sus vidas ya está todo listo y Rober, junto a su madre y Jairo, espera con nervios la llegada de Alicia del brazo de Ocaña.

A lo lejos, la novia aparece con un sobrio vestido blanco del brazo de su padre. Ambos caminan hacia el altar convirtiéndose en el centro de todas las miradas.

En una ceremonia civil a la que asisten solo sus más íntimos, la pareja se da el “sí, quiero”.

No obstante, entre tanta felicidad habrá un inesperado suceso que obligará a Miralles a ejercer su labor como policía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo