¿Amor a la vista?

Quintero conoce a Maica, una bella mujer de negocios que lo deja fascinado. La1. Del 23 al 27 de abril. 16.30h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La vida amorosa de Quintero puede empezar a cambiar con la llegada de Maica, una atractiva mujer de negocios que requiere con urgencia los servicios del empresario.

Tras conversar un buen rato con ella, el transportista se queda realmente impactado por el carisma y la belleza de la ejecutiva.

Además, recibe la inesperada visita de Miralles  cuestionándole seriamente sobre la muerte del Flaco, pero Quintero niega haber tenido cualquier relación con él.

Quien también tiene otro sorprendente encuentro en su local es Jesús. Después de muchos años sin verse, Rodrigo vuelve de improviso a la vida del frutero.

En principio, solo para saludar a su amigo, pero el dueño de El color de la huerta sospecha que sus intenciones son otras. A continuación, una tormenta de malos recuerdos inundan su cabeza. “Toño, el cabecilla de nuestra antigua banda, sale en pocos días de la cárcel y quiere reunirse con todos nosotros de nuevo”, le anuncia el emisario.

Jesús no quiere revivir esa parte oscura de su pasado, que lo obligó a cambiar de vida y ciudad, y mucho menos que llegue a oídos de su hijo. “David no puede enterarse de mis acciones delictivas ni de mi relación con Rodrigo y el resto de la banda”, piensa con preocupación.

El comisario Bremón ha perdido la pista de su hija tras su última llamada telefónica.

Gracias al gran trabajo de investigación realizado por Fede, consigue contactar con uno de sus amigos: Ricky.

Cuando lo interroga, el chico acaba confesando todo lo que sabe de ella: “Isa está siendo acosada por un peligroso  narcotraficante y su vida puede estar corriendo serio peligro”.

Alicia, más recuperada, vuelve a casa y una de las primeras visitas que recibe es la de Íker, que se preocupa por su estado. Nerea también acude a su domicilio a ver cómo está y aprovecha para contarle, en confianza y para su sorpresa, que su compañero de patrulla la rechazó la noche anterior.

“Dice que está enamorado de otra mujer”, le confiesa. Ante la inquietud de la agente, su prima empieza a sospechar que hay feeling entre ambos e intenta  sonsacarle qué siente por él.

Jairo está muy molesto con la actitud de Quintero pues considera que deberían de actuar contra Somoza.

El colombiano está haciéndose más fuerte en el barrio cada día.

Publicidad - Sigue leyendo debajo