Julio acaba detenido

Tras discutir con su padre, es metido en el calabozo por montar un escándalo. La1. Del 4 al 8 de junio. 16.25h

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Miralles sospecha que alguien de la comisaría está pasando información a Tano, la mano derecha de Somoza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alicia discute con ella tras decirle que el chivato puede ser Lemos. “No sé cómo puedes pensar eso de Iker”, comenta indignada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

La inspectora, que está segura de que el oficial oculta algo, se alía con Ibarra a espaldas del comisario Bremón tratar de desenmascararlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

David está feliz por haber recuperado a su madre, pero la alegría le durará poco, ya que Marina esconde muchos secretos y sorpresas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quien también se siente afectado por su repentina llegada es Jesús, que cree empezar a revivir antiguos sentimientos por ella, sobre todo tras besarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Como consecuencia, María se siente desplazada por su nueva pareja, pero el frutero le asegura que no debe tener miedo por el futuro de su historia de amor.

“Marina está muy enferma. Ha venido ahora para estar lo más cerca posible de David lo que le queda”, confiesa realmente preocupado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quintero no vive sus mejores días. Primero se enfada con Alicia por sentir que se aprovecha de su mala fortuna. “Lo mejor es que cortemos nuestra relación”, dice tajante a la agente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por si fuera poco, también tiene un enfrentamiento
con Julio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Aprovechando el mal momento que vive el transportista, y tras conocer ya el carácter de Julio, Somoza intenta negociar con él de nuevo, siempre usando el recuerdo de Jairo para conseguir provocarlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Muy afectado por la bronca que ha tenido con su padre, el joven monta después un gran escándalo en la calle. La policía lo detiene y lo mete en el calabozo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para averiguar lo que ha sucedido, Alicia lo visita entre rejas. “Sufro un trastorno bipolar que no puede controlarse”, se sincera el joven con ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Todos lo pasos que da el narcotraficante en el barrio están muy pensados y diseñados. Su próxima víctima es Iker, a quien ordena matar a Quintero enseguida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antonio tampoco está en su mejor época ya que desde hace unos meses no puede ejercer la medicina con normalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los recuerdos lo angustian y se plantea pedir la prejubilación, pero no se atreve a contárselo a Claudia ni a su hija Olga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo